Redacción BLes– La liga de la NBA había sido suspendida luego del brote del virus del PCCh en Estados Unidos, y después de más de dos meses hizo su gran regreso el pasado 30 de julio, pero la respuesta de los televidentes no fue la que se esperaba, tal como lo informó el medio Breitbart.

El baseball y el baloncesto de más alto nivel de los Estados Unidos están más politizados que nunca e inmersos en todo tipo de asuntos del Black Lives Matter y discursos de justicia social. La respuesta de los televidentes a este perfil del deporte parece no caer bien, o al menos así se ve reflejado en los números que indican una caída precipitosa en el rating, comparado con inicios de años anteriores

Según OutKick, ninguna de las ligas tuvo un buen desempeño. En cuanto a los juegos de apertura, OutKick informó que el regreso de la NBA en TNT vio los siguientes números:

  • Lakers-Clippers: 3,4 millones
  • Pelicans-Jazz: 2,1 millones

Mientras que los números de televidentes respecto a MLB de ESPN también fueron decepcionantes:

  • Nacionales de los Yankees: 4,0 millones de
  • Dodgers-Gigantes: 2,8 millones

Después de más de dos meses suspendida por la aparición del coronavirus de Wuhan, el 30 de julio pasado hicieron sus esperados regresos las ligas de la NBA y la MLB. En el medio no solo proliferó el virus que mantiene en vilo al mundo entero, sino también se desataron las protestas más violentas de los últimos tiempos en los Estados Unidos, tomando como pretextos los conceptos de igualdad de raza y justicia social

Las máximas estrellas de ambas ligas no estuvieron al margen de las protestas, ya que gran parte de ellas se hicieron eco de los reclamos expuestos por los movimientos, sobre todo de Black Lives Matters.

La abrumadora mayoría de los jugadores, informó Fox, usará un mensaje de justicia social en sus camisetas durante el resto de la temporada, junto con sus nombres. Algunos llevarán la palabra “Igualdad”, que se mostrará en nueve idiomas diferentes. Otros dirán “Black Lives Matter”. Algunos simplemente dirán “Suficiente”. Incluso las canchas donde se disputarán los partidos más importantes ya han pintado en el centro “Black Lives Matter”.

Los jugadores y entrenadores de los Utah Jazz y los New Orleans Pelicans se arrodillaron para protestar contra el racismo durante el himno estadounidense el jueves pasado, previo al primer partido de la reanudación de la temporada de la NBA. Y según lo que anunciaron, los jugadores de la NBA han preparado muchos otros gestos y actividades para sus reivindicaciones en los próximos partidos.

Tal como informó Fox News LeBron James la máxima estrella de la NBA, convirtió la mayor parte de una entrevista posterior al scrimmage en una petición de justicia para Taylor, la joven afroamericana asesinada el 13 de marzo por la policía en Louisville, Estados unidos, que se convirtió en ícono de los movimientos que reclaman igualdad racial.

Con el baseball sucedió algo muy similar que con el baloncesto, respecto a la politización de sus equipos, jugadores y dirigentes. Incluso la cuenta oficial de Twitter de la MLB el día de la inauguración de la nueva temporada, publicó:

“Hoy, y todos los días, nos unimos como hermanos. Como iguales, todos con el mismo objetivo: nivelar el campo de juego. Para cambiar las injusticias. La igualdad no es solo una palabra. ¡Es nuestro derecho! Hoy nos encontramos como hombres de 25 naciones en 6 continentes. Hoy somos uno”

Andrés Vacca – BLes.com