Redacción BLesEl 73% de los afroamericanos entrevistados por Rasmussen entre el 1.° y el 4 de abril está de acuerdo con que es necesario identificarse al ejercer el derecho al voto, contribuyendo así a un “proceso electoral justo y seguro”.

La pregunta específica para 1.000 encuestados fue: “¿Son necesarias las leyes que exigen que los votantes muestren una identificación con foto, como el permiso de conducir, antes de poder votar para “un proceso electoral justo y seguro?”, según Breitbart del 6 de abril. 

Aún mayor es el porcentaje de los votantes pertenecientes a otras minorías poblacionales del país que apoya leyes en ese sentido. En este caso el 81%  de ellos está convencido de que es necesario identificarse al votar, para certificar que se ejerce ese derecho legalmente, y para disminuir sustancialmente las posibilidades de fraude.

Y, en general, 3 de cada 4 personas consultadas por los encuestadores, es decir el 75%,  consideran necesarias las leyes que exijan identificarse con un documento que exhiba la foto del votante. 

Según esta encuesta, la aprobación de este tipo de identificación por parte de los republicanos es todavía mayor, llegando al 89%, y entre los demócratas el 65% también ve la necesidad de identificarse. 

Estos resultados evidencian el enorme rechazo de los estadounidenses de las medidas que impulsan los demócratas, para suprimir la presentación de un documento que identifique a cada votante. 

Asimismo, derrumba la narrativa de los demócratas acerca de que los requisitos de comprobación del votante son recursos para suprimir el voto de las minorías.

Le recomendamos:

Esta versión de los demócratas: “Me molesta muchísimo. Y lo que es peor es que nunca muestran datos de cómo, de alguna manera, la gente negra no tiene acceso a las identificaciones o les afecta desproporcionadamente porque simplemente no pueden conseguirlas. Simplemente lo dicen”, expresó el representante Byron Donalds, republicano de Florida. 

Para Donalds la tendencia demócrata con respecto al tema es una falta de respeto, y una muestra de fanatismo.  

“Y por eso, que la izquierda utilice esto como si, de alguna manera, tener un documento de identidad fuera un obstáculo para tu derecho al voto es indignante para mí”, añadió.

Por otro lado, Rasmussen declara que la mayoría de los ciudadanos condena el boicot que los demócratas y las grandes empresas promueven contra Georgia.  

“Las Grandes Ligas de Béisbol retiraron su Juego de las Estrellas de Atlanta para castigar a Georgia por la promulgación de una nueva ley de integridad electoral, pero la mayoría de los votantes apoyan la ley y se oponen a los llamados a boicot comercial contra Georgia”, escribió.

José Hermosa – BLes.com