Las autoridades han realizado constantes llamados a los padres de familia acerca del uso sin supervisión de las redes sociales y las consecuencia que esto conlleva.

Un tribunal británico autorizó este lunes la desconexión de niño de 12 años con muerte cerebral en medio de una disputa legal entre su familia y los médicos que lo tratan, quienes aseguran que no tiene posibilidades de recuperación.

Se trata de Archie Battersbee, internado en el Royal Hospital de Whitechapel, en el este de Londres, que sufrió daños cerebrales el pasado 7 de abril, cuando sus padres lo encontraron inconsciente, presumiblemente al haber participado de un reto o juego viral en internet, según sus padres.

El reto

Hollie Dance, madre de Archie, contó que encontró al niño inconsciente el con una ligadura alrededor de la cabeza y cree que estaba participando en un desafío que vio en TikTok. Se ha especulado que el reto pudo ser el llamado ‘Desafío del Apagón’ o ‘Blackout Challenge’.

“Fui a ver dónde estaba, lo llamé y no respondió. Entonces me di cuenta de que estaba colgado de la baranda con algo alrededor del cuello», describió la mujer.

El ‘Blackout Challenge’ anima a las personas a hiperventilar hasta que se desmayan, todo por los «me gusta» de otros usuarios. Hay métodos diferentes, pero el juego consiste esencialmente en cortar intencionalmente el oxígeno al cerebro para experimentar «fuertes sensaciones».

A principios de 2021, cuando el reto comenzó a difundirse por primera vez, TikTok dijo: «No permitimos contenido que fomente, promueva o glorifique comportamientos peligrosos que puedan provocar lesiones, y nuestros equipos trabajan diligentemente para identificar y eliminar el contenido que viole nuestras políticas». La plataforma de redes sociales le dijo a ‘Newsweek’ en ese momento: «Si bien actualmente no hemos encontrado evidencia de contenido en nuestra plataforma que podría haber alentado un incidente de este tipo fuera de la plataforma, continuaremos monitoreando de cerca como parte de nuestro compromiso continuo para mantener nuestra comunidad segura».

Posibles víctimas mortales del reto

Una madre de Estados Unidos demandó a TikTok después de que su hija de 10 años muriera al intentar poner en práctica el reto. Tawainna Anderson declaró en diciembre de 2021 que su hija Nylah fue trasladada de urgencia al hospital después de intentar el desafío que alienta a los usuarios a ahogarse hasta desmayarse. Estuvo en la unidad de cuidados intensivos durante varios días antes de morir.

En su demanda, presentada en el Tribunal de Distrito el Distrito Este de Pensilvania, Anderson dice que su hija se enteró del desafío a través de TikTok, en la sección que recomienda vídeos a los usuarios basados ​​en un algoritmo. El «algoritmo de TikTok determinó que ‘Blackout Challenge’ sería de interés para Nylah Anderson, de 10 años, y como resultado murió», indica la demanda.

La demanda menciona varios informes que encontraron que las redes sociales podrían afectar negativamente a los niños pequeños, especialmente a su salud mental. El algoritmo, alega la demanda, tiene en cuenta la demografía de los usuarios, incluida la edad, y se aprovecha de «los usuarios vulnerables, como los niños, que se ven envueltos en un ciclo interminable de retroalimentación de dopamina que crea adicción y una necesidad imperiosa de participar».

La demanda de la madre de Nylah señala también que TikTok sabía que varios menores murieron a causa del desafío, y añade que la niña era solo la última de una lista cada vez mayor. En abril de 2021, la familia de Joshua Haileyesus, de Colorado, de 12 años, dijo que podría haber muerto haciendo el mismo desafío. Creen que el niño pudo haber intentado ahogarse con un cordón de zapato.

Por Emery Barreto – Miami Diario