Solo un 35% aprueba su gobierno, mientras que un 57% cree que es un líder débil y que Estados Unidos necesita otra cosa.

Este 10 de enero, el presidente Joe Biden cumple un año en la Oficina Oval, y lo hará ostentando los peores números de aprobación que un mandatario ha mostrado por lo menos desde la Segunda Guerra Mundial, cuando se empezó a medir la imagen presidencial.

La consultora ultra-demócrata Civiqs lo ubica en 35% de aprobación, esto es, solo un tercio de la población aprueba el trabajo de Joe Biden como presidente. A su vez, al 4 de enero, un 56% de la población lo desaprueba, mientras que un 9% se mantiene indeciso.

Es importante aclarar que esta misma encuestadora le daba un 50% de aprobación cuando empezó su mandato, por lo que perdió 15 puntos porcentuales de aprobación en menos de un año.

Este 35% es el nivel de aprobación más bajo registrado para un presidente en funciones desde que se hacen este tipo de encuestas.

En comparación, Donald Trump, un presidente muy criticado por los medios y que nunca fue favorecido en las encuestas, siempre se mantuvo por encima del 40% durante todo su mandato, siendo este el valor de aprobación más bajo.

Nuevamente, es importante aclarar que estamos tomando los datos de Civiqs, una encuestadora ultra-demócrata. Markos Moulitsas, su director, es un dirigente demócrata y es también el director de Daily Kos, un blog interno del Partido Demócrata.

Si tomaramos otras encuestadoras más moderadas, como Rasmussen o RCP, la aprobación de Biden es incluso más baja, rozando el 31%, y si se la compara con la de Trump, la diferencia es incluso más grande, ya que nunca cae por debajo del 43%.

Estos números se hacen incluso peores cuando se desglosa la aprobación en distintas temáticas. La encuestadora YouGov, también demócrata, hizo una serie de preguntas que revelan la situación crítica que atraviesa Joe Biden.

Solo un 26% de los encuestados cree que “Estados Unidos va en la dirección correcta con este gobierno“; solo un 4% piensa que la economía de Estados Unidos con Biden es “excelente” y solo un 20% piensa que es “buena”; un mero 18% “aprueba fuertemente” la gestión de la pandemia de Biden; y solo un 11% piensa que Biden es un “líder fuerte”.

Este último dato es muy trascendente. Trump, tan querido o tan odiado, era visualizado siempre por más del 40% de los encuestados como un “líder fuerte”. Biden, parece no poder convencer ni siquiera a los propios de ser el líder que Estados Unidos necesita.

Un 57% de los encuestados no duda en contestar que Biden es un “líder débil”, y un 41% afirma que el país no va a poder salir de la crisis que atraviesa con un líder débil.

A fin de año, Estados Unidos va a elecciones de medio término, donde Biden deberá poner en juego el control del Congreso. El ex presidente Trump está preparando candidatos en todo el país, no solo para ganarle a los demócratas, si no para ganar las internas del Partido Republicano con los anti-Trump.

Fuente: Derechadiario.com.ar