Redacción BLesEl Consejo de Salud de la ciudad de Nueva York aprobó una resolución el lunes 18 de octubre declarando que el racismo es una ‘crisis de salud pública’ basados en la noción de que el sistema de salud es racista porque afecta desproporcionadamente a las comunidades negras y otras minorías ‘no-blancas’.

“Para construir una ciudad de Nueva York más saludable, debemos afrontar el racismo como una crisis de salud pública”, dijo el Comisario de Salud, Dr. Dave Chokshi. “La pandemia del COVID-19 amplió las desigualdades, provocando un sufrimiento desproporcionado en las comunidades de color de nuestra ciudad y de todo el país. Pero estas desigualdades no son inevitables. Hoy es un día histórico para que el Consejo de Salud más antiguo del país reconozca oficialmente esta crisis y exija medidas”.

Entre las acciones concretas la resolución ordena al departamento de salud que realice una investigación y admita con ejemplos concretos que falló en invertir en programas de salud en barrios con mayoría de afroamericanos y otras minorías.

También deberá crear un grupo de “Datos para la Igualdad” con los cuales pretende identificar cuáles son, si es que hay, los factores que causan que la cobertura de salud sea tan ‘desigual’ hacia la población negra, y con los resultados hará recomendaciones a la ‘Comisión de Justicia Racial’ de NYC para modificar la constitución de la ciudad con el fin de combatir el racismo relacionado con la medicina.

No obstante, como lo especifica el New York Post, actualmente las autoridades sanitarias ya clasifican las muertes, accidentes, enfermedades y demás por raza, género y otros datos demográficos, con lo que se podría inferir sobre algunos de los factores, si es que los hay.

Tampoco existen leyes o regulaciones a lo largo del territorio estadounidense que nieguen servicios médicos a la gente en base a su raza, color, religión o género.

Al mismo tiempo, el departamento de salud deberá realizar una revisión del Código Sanitario de la ciudad de Nueva York en consulta con las organizaciones comunitarias para ver si encuentra elementos racistas en este.

El consejo de salud de la ciudad de Nueva York está formado por once consejeros elegidos por el alcalde Bill De Blasio que en termina se segunda y última gestión a fines del corriente año.

En abril de este año, el Centro de Enfermedades Contagiosas (CDC por sus siglas en inglés) declaró que el ‘racismo estructural’ de los Estados Unidos era una amenaza a la salud pública.  

En junio de 2020, luego de la muerte bajo custodia de George Floyd, el departamento de salud de la ciudad declaró el racismo como una crisis de salud pública pero no fue hasta este lunes que tomó acciones concretas.

“El asesinato de George Floyd en manos de agentes de policía forma parte del sistema de racismo que permite la brutalidad policial, la actuación policial injusta y el encarcelamiento masivo”, escribió el departamento de salud en su cuenta de Twitter en junio.

El lenguaje utilizado en la resolución se asemeja al que usan aquellos que apoyan la Teoría Crítica de la Raza (CRT por sus siglas en inglés) que ha generado gran debate entre padres y autoridades docentes en todo el país.

Defensores del CRT afirman que la sociedad americana fue establecida y está basada en el hombre blanco sometiendo al hombre negro y que es estructuralmente racista, mientras que denuncia que las riquezas y las posiciones de los blancos son parte de sus ‘privilegios blancos’, eventualmente enseñando que los negros son víctimas oprimidas de los blancos.

Conservadores y aquellos que se oponen a la CRT argumentan que las enseñanzas usan el lente de la raza para mirar a los demás, desestimando el carácter moral de las personas como decía la famosa frase de Martin Luther King Jr.

Luego de que hubiera algunos incidentes entre padres que se oponen a la enseñanza de la CRT y las juntas escolares y que uno de los sindicatos de docentes más grandes del país le enviara una carta al presidente Biden pidiendo su intervención, el Departamento de Justicia anunció que investigaría a aquellos incidentes, apuntando principalmente a los padres.

 Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.