Redacción BLesLa vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, fue designada como la persona responsable de atender la crítica situación humanitaria que se generó con la polémica política de fronteras abiertas de su partido demócrata, y cerca de un mes después dice que solo tratará aspectos diplomáticos de la misma.

Mientras la guardia fronteriza llegaba al límite luego de detener a cerca de 172.000 inmigrantes ilegales tan solo en marzo, y otra gran cantidad ingresaba evadiendo la vigilancia, Harris únicamente mirará las posibles causas del fenómeno en Centroamérica desde su oficina, según Fox News del 22 de abril. 

Así, hasta ahora tan solo programó una reunión virtual con el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei para dentro de cuatro días, y es muy probable que pasen meses antes de que Harris visite al país, y es muy poco probable que visite la frontera.

Harris se propone como objetivo intervenir en los países del  Triángulo Norte, Guatemala, El Salvador, y Honduras, y en ese sentido se refirió en una mesa redonda al decir que la cuestión de fondo era “abordar las causas agudas y profundas de la migración fuera de esa región, las razones por las que la gente huye”. 

De esta manera, adquiere pleno significado la aseveración del gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, quien aseguró que Harris constituía “la peor opción posible” para manejar la creciente problemática en la frontera entre Estados Unidos y México.

El gobernador de Arizona, uno de los estados más afectados por la creciente crisis migratoria en los Estados Unidos, criticó con determinación a la vicepresidenta Harris durante un discurso en la Universidad de Arizona el 23 de marzo.

Durante sus palabras aseguró que: “Ella es la peor elección posible que uno podría implementar”, y agregó: “En ningún momento de su carrera ha dado indicios de que considere la frontera como un problema o una amenaza grave”.

Le recomendamos:

El presidente Biden recibió fuertes críticas por no comprometerse con solucionar la crisis migratoria, luego de que sus políticas de flexibilidad provocaran las avalanchas de inmigrantes en la frontera. Todo su accionar se centró en solicitar a la vicepresidente Harris que liderara la respuesta a la crisis. 

En este sentido es que Ducey aumentó sus críticas para ir contra la decisión del presidente diciendo: “Si la intención del presidente Biden era mostrar que se está tomando este asunto en serio, en realidad ha hecho exactamente lo contrario”.

Al igual que muchos otros críticos, Ducey comprendió que la actitud del presidente solo sirvió para “trivializar” la problemática al colocar al mando a alguien que no está interesado en resolver el conflicto ni tiene la capacidad para hacerlo.

Entre las muchas críticas que recibe la administración Biden, está justamente el hecho de que se nombrara a Harris como la persona que ‘arreglaría’ el colapso de la frontera, y aunque parezca paradójico, para “Newt” Gingrich la designación de Kamala es la mejor desde el punto de vista de los demócratas, porque al parecer no quieren que se solucione nada. 

Entre los planes de los demócratas estaría no solo una fuerte invasión de inmigrantes ilegales por la frontera sur, sino también la eliminación del Servicio de Inmigración y de Control de Fronteras, y la protección a las ciudades santuario. 

Lo cierto es que hasta ahora el desastre se incrementa a una escala sin precedentes, en la que las denuncias por tráfico de menores y de drogas amenazan con desestabilizar a la nación de una manera sin precedentes. 

José Hermosa – BLes.com