Desde el Comité Nacional Demócrata usan celulares separados para manejar las cuentas de TikTok, ya que son conscientes de que en Pekín pueden acceder a datos personales. Todo sea por conseguir votos para las elecciones de medio término.

Si hablamos de juegos de conveniencias, probablemente el Partido Demócrata de Estados Unidos lleve la delantera. En este sentido, las banderas de apoyo a causas sociales y la desaforada defensa de distintos colectivos y minorías forman parte de esa estrategia que al final solo busca capitalizar respaldos en forma de votos.

Así funciona. Es una táctica para ganar simpatizantes. Pero las costuras siempre salen a relucir cuando cambian de discurso hacia lo que reporte mayores beneficios, sobre todo cuando quedan pocos meses para las elecciones de medio término. En este caso puntual, se trata de TikTok, la aplicación de la empresa china ByteDance que en 2020 quedó envuelta en un escándalo de espionaje por capturar información de usuarios y ser una potencial herramienta de desinformación en beneficio del Partido Comunista de China. La aplicación había sido prohibida bajo la gestión de Donald Trump y fue restablecida cuando Joe Biden llegó a la Presidencia.

El detalle es que antes de que la aplicación china tuviera de nuevo luz verde para su descarga y funcionamiento en EE. UU., eran los propios demócratas quienes desaconsejaban su uso. Y eso quedó plasmado en un comunicado del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) enviado en julio de 2021 a distintas comisiones y grupos políticos estatales.

«Seguimos aconsejando al personal de la campaña que se abstenga de usar TikTok en dispositivos personales. Si está usando TikTok para el trabajo de la campaña, le recomendamos que use un teléfono y una cuenta separados».

Ahora las cosas cambiaron porque se dieron cuenta de que la red social es un gancho para captar jóvenes y conseguir sus votos.

Teñirse de modernidad para ser popular

La realidad es que el partido del presidente Joe Biden necesita apelar a la juventud porque la popularidad del mandatario está en su peor momento. Firmas como Ipsos ubican su desaprobación en 58 % frente a 36 % de aprobación.

Entonces surge la necesidad de llegar a los espacios donde los jóvenes pasan la mayor parte del tiempo: las redes sociales. Ahora bien, para que la decisión de los demócratas de estar en TikTok no sea tan escandalosa, lo que han hecho es abrir cuentas ligadas al partido, mas no existe una que corresponda al presidente Biden.

Es así como los entusiastas de TikTok pueden encontrarse con una cuenta llamada «@thedemocrats» donde aparecen fragmentos de discursos de la presidente de la Cámara baja, Nancy Pelosi, o de la vicepresidente Kamala Harris. Todo arropado con el manto de la modernidad que ofrece la plataforma más popular del año 2021, incluso por encima de Google, de acuerdo con el ranking del sitio Cloudfare.

Tal como reseña Politico, el uso de TikTok por parte del DNC «representa una evolución en la actitud más amplia que ha adoptado el partido con respecto a la plataforma». El juego se convierte en este sentido en «un delicado baile con la compañía china».

«Todo se ve en China»

Pero los demócratas son conscientes de que TikTok es una potencial fuente de espionaje chino. De hecho, hace pocos días trascendió la existencia de grabaciones sobre reuniones internas de ByteDance donde se confirma el acceso repetido a datos no públicos sobre los usuarios estadounidenses.

Las grabaciones a las que accedió BuzzFeed News, «contienen 14 declaraciones de nueve empleados diferentes de TikTok que indican que los ingenieros en China tuvieron acceso a datos de EE. UU. entre septiembre de 2021 y enero de 2022, como mínimo». Durante una reunión en septiembre del año pasado, un miembro del equipo de la plataforma aseveró que “todo se ve en China”.

Probablemente por eso, tal como reseñó DNC a Político, el comité «tiene dispositivos dedicados específicamente para TikTok, que están aislados de ‘otros activos/procesos/negocios de DNC como una mitigación del riesgo de privacidad’».

“Tomamos precauciones adicionales al desarrollar contenido y comunicarnos con los votantes a través de ese medio, y aconsejamos a las campañas que tomen precauciones similares”, declaró a Político Daniel Wessel, subdirector de comunicaciones del comité. Es decir, usan TikTok para captar a la juventud pero se lavan las manos ante los riesgos con la privacidad de los usuarios por el espionaje chino. De nuevo, otro juego de conveniencias. Pero a la bancada demócrata parece no importarle demasiado.

Por Oriana Rivas – Panampost.com