Redacción BLesDocumentos ‘sin redactar’ internos de Google revelan que la compañía rastrea a sus usuarios a pesar de que la opción de ‘compartir ubicación’ esté desactivada utilizando otras aplicaciones o manipulando las configuraciones de privacidad.

La noticia, reportada por Business Insider el 28 de mayo, explica que la compañía hizo que sea casi imposible que aquellos usuarios que tengan el sistema Android en sus teléfonos celulares, puedan desactivar su ubicación.

Jack Menzel, exvicepresidente que supervisaba Google Maps, dijo que la única forma en que Google no podría averiguar la ubicación de la casa y el trabajo de un usuario es si esa persona despistara intencionadamente a Google utilizando otras direcciones aleatorias como casa y trabajo.

Los documentos fueron solicitados por un juez que lleva adelante un juicio contra Google iniciado por el fiscal general de Arizona que acusa al gigante de Silicon Valley de lucrar con estas prácticas poco transparentes en violación de las leyes de protección al consumidor.

El fiscal general de Arizona, Dr. Mark Brnovich dijo: “Mientras que a los usuarios de Google se les hace creer que pueden optar por no participar en el seguimiento de la ubicación, la empresa explota otras vías para invadir la privacidad personal”.

“Es casi imposible impedir que Google rastree tus movimientos sin tu conocimiento o consentimiento, incluso las empresas más innovadoras deben operar dentro de la ley”, agregó.

El Dr. Brnovih busca que Google devuelva el dinero que ganó utilizando la ubicación de sus usuarios sin su consentimiento y aplicarle multas de 10.000 dólares por cada infracción.

Según los documentos, Google habría presionado al fabricante de celulares LG y otros a ‘esconder’ o a ‘que sea difícil’ de encontrar las configuraciones de privacidad precisamente para evitar que los usuarios bloqueen fácilmente las opciones de compartir la ubicación, llamada también geolocalización.

Además Google también pidió a los fabricantes de teléfonos celulares que les mostraran a los usuarios que su privacidad estaba protegida – cuando en realidad no lo estaba – ‘con el fin de calmar las preocupaciones de privacidad [de los fabricantes]’.

Aparentemente Google utiliza otras aplicaciones en el celular para rastrear la ubicación del usuario, es decir, aun cuando la persona opta por no compartir la ubicación con Google, Android puede utilizar otra aplicación con la que el usuario si está compartiendo sus datos.

“El fiscal general y los abogados… que presentan esta demanda parecen haber caracterizado erróneamente nuestros servicios”, dijo un portavoz de Google. “Siempre hemos incorporado funciones de privacidad en nuestros productos y hemos proporcionado sólidos controles para los datos de localización. Esperamos poder aclarar las cosas”.

Le recomendamos: CNN en CAÍDA LIBRE desde que TRUMP dejó la CASA BLANCA

Ad will display in 09 seconds

Google el monopolio de los avisos digitales

En diciembre de 2020, 10 fiscales generales demandaron a Google por haber monopolizado el negocio de los avisos digitales, haciendo que sea casi imposible para negocios que no le pagan a Google aparecer en las búsquedas del motor de Google, el más grande del mundo.

La demanda liderada por el fiscal general de Texas, Ken Paxton, acusa a Google de coludir con Facebook para manipular el mercado de la publicidad en línea y limitar la competencia.

“Si el mercado libre fuera un partido de béisbol, Google se posicionaría como el lanzador, el bateador y el árbitro”, exclamó el Dr. Paxton.

Aunque la compañía ha negado ser un monopolio, en la práctica hoy en día es virtualmente imposible que un negocio sea conocido si no es a través del servicio de búsqueda de Google.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.