Redacción BLes– Un comité del Congreso que investiga los disturbios del Capitolio no dio un trato especial a un ex asesor presidencial el 18 de octubre.

El Comité Selecto de la Cámara de Representantes rechazó la solicitud de privilegio ejecutivo de Steve Bannon. Esto significa que el asesor de larga data del presidente Donald Trump debe cooperar con las investigaciones sobre el ataque del 6 de enero.

Si Bannon sigue sin cooperar podría ser acusado de desacato al Congreso, y remitido al fiscal del Distrito de Columbia para su enjuiciamiento. El cargo conlleva una multa máxima de 100.000 dólares y una pena de un año de prisión.

“[Bannon] no se basó en ninguna autoridad legal para apoyar su negativa a cumplir de ninguna manera”, dijo el comité en un informe obtenido por Reuters. “[Él] tenía cierto conocimiento previo sobre los eventos extremos que ocurrirían”.

La comisión acusa al ex consejero de desempeñar “muchos papeles” en la revuelta, incluyendo la construcción y participación en un esfuerzo de relaciones públicas para “detener el robo.”

“Todo el infierno se va a desatar… tanta gente dijo, ‘Hombre, si estuviera en una revolución, estaría en Washington'”, dijo supuestamente Bannon en un podcast del 5 de enero, según la agencia de noticias. “Bueno, este es su momento en la historia”.

La frase “Stop The Steal” se refiere a la afirmación de Trump de que su sucesor Joe Biden ganó debido a un fraude electoral generalizado. Múltiples tribunales, funcionarios electorales estatales y miembros desleales de la administración de Trump han desestimado esas acusaciones.

El abogado de Bannon subrayó previamente que su cliente no cooperaría con el comité hasta que la solicitud de privilegio ejecutivo de Trump se resuelva en los tribunales o en un acuerdo.

Miles de manifestantes entraron en el edificio del Capitolio cuando el Congreso se reunió para certificar la victoria electoral de Biden el 6 de enero. El asedio provocó varias horas de retrasos mientras el entonces vicepresidente Mike Pence, los congresistas, el personal y los periodistas huían del lugar. Hasta 600 sospechosos se enfrentan a cargos penales.

Richard Szabo – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.