Redacción BLes – Un trabajador de laboratorio encontró 15 viales, 5 de ellos rotulados como “viruela”, en las instalaciones de Merck donde se realizan investigación de vacunas en Pensilvania, lo que generó gran preocupación de seguridad. El FBI y los CDC ahora están investigando el descubrimiento, según indicaron las autoridades federales.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. dijeron que los viales fueron descubiertos por casualidad cuando el trabajador del laboratorio estaba limpiando el congelador, acorde a lo que reportó el New York Post.

Los CDC indicaron que el trabajador llevaba guantes y mascarilla al momento del hallazgo por lo que no tuvo contacto directo con los viales, ni tampoco existen indicios de que alguien más se haya expuesto a ellos.

No está claro cómo llegaron los viales con el supuesto contenido del virus de la viruela al congelador del laboratorio Merck en el condado de Montgomery, Pensilvania, pero un portavoz del CDC dijo que tanto la agencia como “sus socios administrativos y las fuerzas del orden están investigando el asunto y el contenido de los viales parece intacto”.

La viruela es una infección causada por el virus variólico. Los infectados desarrollan fiebre y una erupción cutánea progresiva distintiva. Oficialmente la viruela sigue siendo la única enfermedad erradicada.

Acorde a lo que informa el servicio de información on line de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., el último caso se informó en 1977 y solo dos laboratorios de investigación aún conservan pequeñas cantidades del virus.

Según el NY Post la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó las instalaciones de los CDC en Atlanta y un centro en Rusia para almacenar el virus variólico para la investigación.

Respecto de esto el CDC indicó que solo se utilizan para el desarrollo de vacunas, medicamentos y pruebas de diagnóstico para que, en caso de que el virus sea utilizado como agente de bioterrorismo, se pueda proteger a las personas. 

Cabe señalar que, sugestivamente, el magnate filántropo Bill Gates a principios de este mes había declarado durante una entrevista para Policy Exchange, que Estados Unidos y el Reino Unido deberían invertir ‘decenas de miles de millones’ en la investigación de virus, incluida la forma de prevenir posibles ataques de viruela en lugares como aeropuertos, según informó Yahoo News .

La vacuna deja una pequeña lesión que gradualmente forma una costra y luego deja una cicatriz en el lugar donde fue colocada, dicen los CDC. La lesión es contagiosa antes de que se forme la costra, y quienes la reciben deben proteger el sitio de vacunación de otras partes del cuerpo y de otras personas.

Se desconoce el origen de la viruela, pero la primera descripción escrita de un virus similar apareció en China en el siglo IV.

Según se estima el virus mató a unos 300 millones de personas en el siglo XX. El último brote natural ocurrió en 1977 en Somalia, entre tanto en Estados Unidos fue en 1949.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.