Redacción BLesEl republicano recién asumido como gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, firmó 11 acciones ejecutivas en su primer día en el cargo, entre las cuales se incluye la prohibición de la enseñanza de la Teoría Crítica de la Raza y el uso obligatorio de las máscaras en las escuelas.

Youngkin se propuso cumplir rápidamente con alguna de sus promesas de campaña y así lo hizo al abordar algunos de los temas candentes en Virginia. Entre ellos, destacó terminar con “el uso de conceptos divisivos en la educación pública”.

En un comunicado en el que presentó las órdenes ejecutivas, Younkin dijo:

“Los conceptos inherentemente divisivos, como la teoría crítica de la raza y su progenie, instruyen a los estudiantes a ver la vida solo a través de la lente de la raza y suponen que algunos estudiantes son consciente o inconscientemente racistas, sexistas u opresivos, y que otros estudiantes son víctimas”, advirtió el gobernador.

Luego, continuó diciendo que: “Esto niega a nuestros estudiantes la oportunidad de obtener hechos importantes, conocimientos básicos, formular sus propias opiniones y pensar por sí mismos”.

Youngkin es muy claro en su discurso antirracista, justamente lo que defiende es que los niños no se juzguen unos a otros por su color de piel. Y según argumenta, la Teoría Crítica de la Raza apunta a instaurar la idea de que existe un mundo dividido entre opresores y oprimidos, donde los blancos serían los opresores y los negros lo oprimidos, pretendiendo cargar con culpas a los niños blancos por sucesos del pasado, cuando la realidad era completamente diversa a la actual.

“Todos los principios de la teoría crítica de la raza, los bloques de construcción fundamentales para acusar a un grupo de ser opresores y a otro de ser oprimidos, de cargar a los niños de hoy por los pecados del pasado, de enseñar a nuestros hijos a juzgarse unos a otros en función de la color de su piel, sí, eso existe en las escuelas de Virginia hoy, y es por eso que firmé la orden ejecutiva ayer para asegurarme de que lo eliminemos de nuestras escuelas”, dijo.

El recién asumido gobernador también advirtió que no es necesario que exista una clase llamada Teoría Crítica de la Raza para que ésta se haga presente en las escuelas. Sus ideales son cada vez más aceptados entre algunos docentes progresistas y éstos se encargan de transmitirlos a los estudiantes de diversas formas.

En este sentido es que propuso aumentar la transparencia de las aulas, con el fin de que los padres y autoridades puedan realmente saber que es lo que están aprendiendo los niños en la escuela.

Específicamente, la orden ejecutiva encarga al superintendente de educación estatal que revise todas las políticas, programas, estándares académicos y planes de estudios dentro del Departamento de Educación para determinar si promueven o respaldan conceptos inherentemente divisivos como CRT. 

La orden también prohíbe a cualquier empleado ejecutivo “dirigir u obligar a los estudiantes a afirmar, adoptar o adherirse personalmente a conceptos inherentemente divisivos”.

Otra de las órdenes ejecutivas firmadas, que cumple otra de sus promesas de campaña, busca empoderar a los padres de Virginia en la educación y crianza de sus hijos al permitirles tomar decisiones como por ejemplo decidir si sus hijos deben usar una máscara en la escuela o no.

Andrés Vacca – BLes.com