Redacción BLesUna investigación iniciada en los años 90 con base en las confesiones de un exguardaespaldas y chofer del tristemente célebre dictador alemán Adolf Hitler, llevó a conclusiones sorprendentes sobre el 41.° presidente de Estados Unidos, George H.W. Bush.

Otro de los nombres de George H. W. Bush (GHWB, por la sigla) era George H. Scherf, Jr., de acuerdo con las indagaciones del autor e historiador Webster Tarpley, y del periodista, Michael Nicoloff, basados en la confesión en el lecho de muerte del guardaespaldas íntimo de Hitler, Otto Skorzeny, señaló el medio alternativo Covert Geopolitics en 2018.

Por su parte él mismo habría confesado en su lecho de muerte la participación en el asesinato de Nikola Tesla, del expresidente John F. Kennedy, y en otra serie de asesinatos en masa y hasta genocidios en todo el mundo.

Estas versiones de su verdadera identidad serían corroboradas por varias fotografías históricas disponibles.

En la foto más reveladora, tomada alrededor de 1938,  aparecen la familia Scherff y algunos amigos, que llegaron a ser importantes colaboradores del dictador Hitler. 

La familia Bush (Scherff) y unos amigos. (Twitter/@JgvJaime)

“A la izquierda, Martin Bormann de la mano de la “madre” Scherff, (con el uniforme de la marina alemana). Delante está Reinhardt Gehlen. Detrás está Joseph Mengele y a su derecha Skorzeny de joven”, describe Geopolitics.  

Y continúa: “En el centro a la derecha está George H. Scherff, Jr. [George H. W. Bush] y (Con uniforme) y Walter Rauff”, sin mencionar a otros de los presentes. 

Más adelante en el tiempo, Bormann llegó a ser el segundo al mando de Hitler. Reinhardt Gehlen se convirtió en un oficial jefe del temible servicio secreto SS alemán y asesino, que fue sacado de Alemania en la Operación Paperclip.

Mengele llegó a ser oficial de las SS y médico notoriamente sádico en sus experimentos en los campos de concentración de Auschwitz. Escapó de Alemania a Sudamérica después de la guerra.

La misma Operación Paperclip fue un intrigante programa secreto de los servicios de inteligencia estadounidenses, en el que trasladaron a cerca de 2.000 científicos y otros personajes oscuros de la Alemania nazi a Estados Unidos entre 1945 y 1959. 

Algunos calculan que hasta 50.000 espías alemanes podrían haber sido ayudados a ingresar a Estados Unidos. 

Por otro lado, dado que es un hecho establecido por el Congreso que Prescott Bush, el abuelo, tuvo negocios con los nazis puede decirse que la conexión Bush/nazi existió, de acuerdo con The Guardian. 

“Incluso después de que Estados Unidos entrara en la guerra y cuando ya había información importante sobre los planes y las políticas de los nazis, trabajó para empresas estrechamente relacionadas con las mismas empresas alemanas que financiaron el ascenso de Hitler al poder y se benefició de ellas”, informó The Guardian. 

Y agregó: “También se ha sugerido que el dinero que ganó con estos negocios ayudó a establecer la fortuna de la familia Bush y a crear su dinastía política”.

Fotos de  George H. Scherff, Jr. [George H. W. Bush] en 1938, 1960 y 1999. (Covert Geopolitics).

 

Le recomendamos: ¿INMINENTE GOLPE MILITAR en FRANCIA?

Ad will display in 09 seconds

Tras una intrincada trama de maquinaciones políticas, económicas y estratégicas realizadas a través de la CIA, GHWB ha sido involucrado en un complejo plan para establecer el Nuevo Orden Mundial (NOM, por la sigla).

“Fuentes de inteligencia fiables han afirmado que GHSII/GHWB tiene pasaporte alemán y ciudadanía alemana. Los satélites de inteligencia británicos han fotografiado a Scherf (también conocido como George H.W. Bush) asistiendo a las reuniones de DVD [el servicio secreto alemán para operaciones internacionales] en Dachau Munich, Alemania”, sostiene Covert Geopolitics.

Más aún: “También aparece en una fotografía tomada en el Texas School Book Depository, en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963, día del asesinato del presidente John F. Kennedy”, en esa ciudad.

No obstante, admitió “no recordar su paradero” en ese fatídico día, (como agente de la CIA) y fue interrogado por el director del FBI J. Edgar Hoover al día siguiente. 

Al parecer Kennedy era una amenaza para el NOM, dado su anuncio de disolver la Reserva Federal, desmantelar la CIA y acabar con el crimen organizado; el presidente Kennedy era una gran amenaza para el plan maestro.

“El resultado de esta campaña de investigación de conectar los puntos es que el “plan maestro” para la dominación del mundo ha sido expuesto más allá de una duda razonable”, concluye Covert Geopolitics.

José Hermosa – BLes.com