Redacción BLesEl gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, siendo entrevistado el domingo por Maria Baritomo de Fox News, advirtió que algunos de los migrantes que están ingresando ilegalmente a los Estados Unidos por la frontera sur podrían ser espías de China e Irán.

La presentadora de Fox News, Maria Bartiromo, le preguntó a Abbott sobre los migrantes fronterizos de origen chino que están ingresando por la frontera Sur, a lo que Abbott respondió sin dudar que podría tratarse de espías del Partido Comunista Chino (PCCh).

Los inmigrantes chinos que misteriosamente ingresan por el sur “podrían tener objetivos de espionaje”, dijo Abbott durante la entrevista mientras sobrevolaba un helicóptero junto a la presentadora por la zona de conflicto en la frontera con México.

“Una vez más, esto muestra el peligro de que la administración del presidente Joe Biden no haga nada. Necesitamos desacreditar si hay alguien que todavía piensa que solo son personas que vienen de México o América Central que vienen aquí para dedicarse a la agricultura, algo así, se están olvidando de la gente de China, de Irán, de las naciones terroristas”. 

Las graves advertencias del gobernador de Texas informan que no solo son inmigrantes latinos escapando de la miseria los que están ingresando descontroladamente a los Estados Unidos por la frontera sur. 

A los habituales migrantes se suma una cantidad cada vez mayor de extranjeros de otras partes del mundo como China e Irán, a sabiendas de que el ingreso ilegal a los Estados Unidos es mucho más sencillo por la frontera sur que por cualquier aeropuerto internacional donde los controles son más severos.

Le recomendamos:PATRIOTAS MAGA tendrían PROHIBIDO tomar VUELOS en EEUU

Ad will display in 09 seconds

Por su lado la periodista Bartiromo afirmó que un guardia fronterizo le había dicho que “detuvieron a un grupo de China, y el grupo de China les dijo que habían pagado 50.000 dólares por cabeza, y por cierto, se trataba de científicos y médicos e ingenieros de China. Hay que preguntarse por qué el Partido Comunista Chino envía a esta gente a la frontera, obviamente no quieren llamar la atención, ¿qué hacen cuando llegan aquí?”.

Hace tiempo ya se está denunciando que tras las políticas fronterizas de la nueva administración demócrata, los cárteles mexicanos están obteniendo enormes ganancias del tráfico de personas. 

Al respecto de esta situación el senador republicano de Texas John Cornyn dijo en marzo: “Estas organizaciones criminales tienen redes en todo el mundo y es solo una cuestión de precio. Si quieres venir de México, tiene un precio de entre tres y cuatro mil dólares”.

El costo aumenta si los migrantes vienen desde otros países de centroamérica como Guatemala, El Salvador u Honduras, y aumenta mucho más si los interesados provienen de Europa o China. 

En línea con los reciente dichos del gobernador el senador señaló que los migrantes ciertamente no son solo personas que “huyen de la pobreza o la violencia en Centroamérica. Estas son personas que, literalmente, vienen de todas partes del mundo y no sabemos quiénes son”.

Abbott aprovechó la oportunidad para condenar las nuevas políticas de Biden sobre inmigración y criticó su pésimo accionar para dar soluciones a la actual crisis fronteriza provocada justamente por esas políticas.

Biden “no está haciendo nada para detener” una crisis fronteriza que continúa viendo a los migrantes cruzar la frontera sin siquiera temer por una posible deportación. También mencionó que el costo de esta crisis incluye “la atención médica, la educación, los costos asociados a la aplicación de la ley”.

Además de los costos asociados, que serán pagados con los aportes de los contribuyentes, preocupa cómo se está poniendo en riesgo la seguridad nacional, tanto por las pandillas y narcos que pueden estar ingresando sin restricción, como por los espías y agentes especiales de países en conflicto con Estados Unidos como el régimen comunista chino. 

 Andrés Vacca– BLes.com