Los mensajes internos muestran a los empleados de Twitter debatiendo cómo hacer para prohibir a las cuentas de derecha sin repercusiones negativas.

La cuenta de Twitter @libsoftiktok fue suspendida por tercera vez la semana pasada, una nueva avanzada de la izquierda contra usuarios de derecha en la plataforma. El perfil anónimo publica videos que activistas progresistas suben en Tik Tok donde queda demostrada sus delirantes visiones del mundo.

También @libsoftiktok fue doxeada hace algunos meses, cuando la periodista del Washington Post Taylor Lorenz publicó su nombre, el nombre de familiares y el domicilio donde vive. Desde entonces, la persona detrás de este usuario ha empezado a tener más cuidado en sus publicaciones.

En esta oportunidad, Twitter la suspendió por publicar un hilo con videos de fiestas travestis y transexuales donde otros padres llevaban niños, que fue eliminado de la red social luego de que la empresa le dijera que publicar ese contenido “promovía el odio contra la comunidad LGBT”. Recordemos que son videos que suben los propios miembros de esta comunidad a sus cuentas públicas de Tik Tok. El hilo puede encontrarse en la página web de libsoftiktok.

Este lunes, luego de que volviera de su suspensión, libsoftiktok publicó imagenes de la red de mensajería privada Slack que pertenecerían a los empleados de Twitter que son parte de la división de la empresa llamada coloquialmente como “Social Watercooler” (“Enfríamiento Social”), encargada de censurar usuarios que publican “contenido de odio” en la plataforma.

“La siguiente conversación de Slack entre los empleados de Twitter se produjo hoy en este contexto y se hace eco de algunos de los cargos que nos formulan los activistas de extrema izquierda. Lo compartió con nosotros un empleado de Twitter, que desea permanecer en el anonimato. Verificamos los nombres y las imágenes de los empleados antes de ocultarlos y toda la información es verídica“, publicó.

En el primer mensaje, uno de los empleados de Twitter reprocha que la cuenta fue suspendida pero que le fue permitido volver: “Parece que es más probable que libsoftiktok va a conseguir el verificado antes que ser permanentemente expulsada de Twitter, feliz mes del orgullo“.

Otro le contesta: “Sí. No entiendo cómo esta cuenta, que existe solamente para generar violencia contra personas marginalizadas, todavía tiene permitido publicar“.

Obviamente, nada de lo que dicen es cierto. Es insólito que estas personas tan ignorantes tengan tanto poder en la principal plataforma de discurso político en el mundo.

A continuación, otro empleado de Twitter justifica por qué no la expulsan de la red social: “Si la sacamos de nuestra plataforma, nos ariesgamos a erosionar la confianza en nuestra plataforma de usuarios que ya piensan que estamos irremediablemente sesgados contra conservadores“.

A lo que un empleado respondió: “De todos modos, pudimos expulsar de la plataforma de manera exitosa a Trump. No creo que sacar de la plataforma a Libs of TikTok vaya a causar un éxodo masivo, pero es posible que no sea en nuestro interés ‘fiduciario’ emitir una prohibición a una cuenta de alto perfil en este momento…“.

Otro publicó, en un estado de locura total: “Las personas trans están siendo atacados violentamente por genocidas durante el mes del Orgullo Gay“. Esto obviamente no ocurrió, y es parte del imaginario colectivo de los activistas de izquierda que se creen las peores mentiras de los medios de comunicación demócratas.

Por último, el empleado que habló de responsabilidad fiduciaria pidió perdón por hablar de dinero: “Pido disculpas, no estaba hablando desde mí propia perspectiva, pero estaba dando un comentario sobre como las autoridades de esta empresa se han comportado recientemente“.

Y completó: “Podría haberlo escrito mejor, y prometo que voy a ser más consciente en futuros mensajes. Desprecio y me desespera la actividad que está actualmente floreciendo en nuestra plataforma y empoderando a supremacistas blancos / fascistas a actuar con impunidad para llevar acabo daños emocionales y violencia física en nuestros amigos trans y la más amplia comunidad LGBTQ+”.

Estos sujetos con inestabilidad mental, que se creen las fake news más insólitas y que piden disculpas por absolutamente todo lo que dicen son los grandes censores del siglo XXI, eligiendo qué personas tienen derecho a hablar en redes sociales y quiénes no.

Fuente: La Derecha Diario