Redacción BLes – El gobierno de Estados Unidos advirtió a Gran Bretaña que sería “una locura” utilizar la tecnología Huawei en la red 5G del Reino Unido.

Una delegación de Washington presentó ayer en Londres un documento con pruebas que demostrarían los riesgos de seguridad que plantea el uso de la empresa de telecomunicaciones china en la red que pretende instalar el país europeo.

Altos funcionarios estadounidenses, liderados por el asesor adjunto de Seguridad Nacional Matt Pottinger, entregaron un dossier que, según fuentes, cuestionaba la propia evaluación técnica de la inteligencia británica de que sería posible utilizar a Huawei en la infraestructura de los 5G sin riesgos para la seguridad nacional, según reveló un informe de la BBC.

Miembros de la delegación advirtieron que permitir el acceso de la firma china sería “nada menos que una locura”, reportó The Guardian

Los medios británicos recordaron que el propio presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había tratado personalmente el tema con el Primer Ministro Boris Johnson meses atrás.

Esta nueva presentación se considera la última advertencia emitida por parte de la administración Trump al gobierno británico para que reconsidere su decisión de permitir que la polémica empresa china suministre algunas partes “no esenciales” para la red 5G del Reino Unido.

El año pasado, Estados Unidos prohibió que las empresas vendan componentes y tecnología a Huawei y a 68 compañías relacionadas.

“Es una amenaza a la seguridad nacional”, declaró Trump en agosto luego de que Washington pusiera a Huawei en una lista negra. “Es una compañía con la que no podemos hacer negocios en absoluto”, apuntó el mandatario.

Es por eso que Washington había advertido previamente que cualquier uso de la compañía china llevaría a una revisión del intercambio de inteligencia con Londres.

Sin embargo, el jefe del MI5, Andrew Parker, dijo al Financial Times que no tiene “ninguna razón para pensar” que la relación de intercambio de inteligencia del Reino Unido con los Estados Unidos se vería afectada negativamente si Gran Bretaña utilizara tecnología Huawei.

El diputado conservador Bob Seely, por su parte, declaró que Huawei “a todos los efectos es parte del estado chino” y un acuerdo con el gigante tecnológico, en efecto, permitiría a Beijing acceder a la red del Reino Unido.

Es por eso que Seely pidió al Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento que abriera una investigación sobre la idoneidad de la compañía para construir partes de la infraestructura 5G del Reino Unido.

En una columna publicada en el portal Conservative Home, el congresista apuntó que el régimen chino “es un riesgo cibernético” destacando que tiene “una reputación terrible por los ataques cibernéticos y el robo de propiedad intelectual contra instituciones y empresas occidentales y globales”.

En ese sentido recordó que Huawei ha sido objeto de una investigación en Estados Unidos por fraude y espionaje comercial, y que el país americano junto a Australia prohibieron la alta tecnología china en sus redes 5G.

“Necesitamos hacer lo mismo para apoyar nuestras alianzas occidentales y proteger nuestra seguridad, nuestra gente y nuestros valores”, indicó al respecto.

En este marco, un portavoz del gobierno, citado por Reuters, había señalado días atrás que “el gobierno continúa considerando su posición sobre los proveedores de alto riesgo y se tomará una decisión a su debido tiempo”.

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds