Redacción BLes- Un grupo de periodistas encubiertos de la ONG Proyecto Veritas grabaron en acción a una compradora de votos de ancianos en el condado de Bexar, Texas, EE. UU., y difundieron un video que el fiscal general del estado calificó de “impactante”.

Los investigadores se infiltraron en la red de fraude electoral que ha comprado miles de votos, según informó la entidad que se dedica a investigar casos de corrupción, el 27 de octubre. 

“Seguimos escuchando que el fraude electoral es un mito y que cualquiera que desafíe esa noción está simplemente creando histeria”, dijo el fundador y CEO del Proyecto Veritas, James O’Keefe, al relatar el caso.

O’Keefe adjunta partes de la grabación a uno de sus tuits, en las que Raquel Rodríguez, una “cazadora de votos” cuenta de sus tarifas y condiciones, ahora, supuestamente, busca votos para Biden y la demócrata aspirante al senado Mary Jennings Hegar.

“URGENTE: El buscador de votos revela un fraude electoral masivo para elegir a Joe Biden.

‘Algunos de mis republicanos son sillas de comisaría que no se pueden conocer… Quieren ayudar a Biden’.

‘Para todo el equipo estoy buscando… 55.000 dólares’

‘55 mil dólares por 5 mil votos, en la parte superior de la boleta, Hegar/Biden’”, escribió O’Keefe.

Raquel Rodríguez es consciente de que comete un delito.

“Podría ir a la cárcel. Me da un poco de miedo decirle a alguien lo que estoy haciendo, ¿entiendes lo que digo?”, le expresó a la periodista que la acompañó en su labor.

Rodríguez establece relaciones personales con los ancianos a quienes compra sus votos y luego va a diferentes oficinas de correos, en las que deja entre 20 y 40 boletas para no llamar la atención

Ella se desempeña también como consultora política del candidato a la Cámara de Representantes Mauro E. Garza, el dueño del Club Nocturno Pegasus de San Antonio, argumenta que el fraude electoral es “su trabajo”. 

Calcula que ya habrá comprado alrededor de 7.000 votos, una de sus estrategias consiste en llamar “mamá” a las ancianas mientras las acompaña a depositar el voto, para no despertar sospechas. 

Entre los regalos que suele dar a los ancianos a cambio de su voto se encuentran “chales, rosarios, calcetines para diabéticos y carteras”, según su versión.

Sus engaños incluyen hacer cambiar el voto a los ancianos en caso de que así lo considere necesario, y trabajar para “clientes” de ambos partidos, según se evidenció en su recorrido grabado. 

Los exconvictos también suelen venderle su votos, y cuenta con auxiliares para organizar eventos en los que los reúne, uno de ellos es Tommy Acosta.

“Tommy hace lo que se llama como barbacoas, así que como ejemplo, este próximo jueves en un bar, vamos a alimentar a 45 ex-presos que hemos registrado porque todos van a votar”, reveló Rodríguez. 

Por su parte, el Fiscal General Ken Paxton dijo: “Lo que se muestra en el video es impactante y debería alarmar a todos los tejanos que se preocupan por la integridad de las elecciones”, según el medio local The Texan. 

“Estamos investigando agresivamente las graves acusaciones y los posibles crímenes que las grabaciones de audio y video del Proyecto Veritas arrojan hoy en día”, agregó.

José Hermosa-BLes.com