Los legisladores republicanos en Wisconsin suspendieron rápidamente una sesión especial que el gobernador demócrata Tony Evers convocó para derogar la prohibición del aborto.

El gobernador demócrata Tony Evers convocó a una sesión especial el miércoles para abolir una ley que prohíbe el aborto en todas sus formas, aprobada en 1849, que quedó sin efecto con el fallo de la Corte Suprema, Roe v. Wade, en 1973.

Si no se deroga, la ley volvería a entrar en efecto automáticamente tras un nuevo fallo de la Corte Suprema sobre el tema del aborto que se espera que salga esta semana. En abril, se filtró que los seis jueces conservadores podrían hacer valer su mayoría para repeler Roe v. Wade y devolverle a los estados el derecho a legislar sobre el aborto.

La sesión, sin embargo, terminó tan rápido como empezó. La Legislatura, dominada por el Partido Republicano después del batacazo que dio Trump en las tres elecciones de 2016, 2018 y 2020, denegó el pedido de Tony Evers en la votación más rápida de la historia del Estado. La sesión duró tan solo 14 segundos.

En protesta a la breve sesión, donde los demócratas tenían pensado hablar por horas sobre el derecho al aborto, la organización Planned Parenthood Advocates of Wisconsin entraron por la fuerza al edificio de la Legislatura, y protestar por varias horas en los pasillos del establecimiento.

En una situación tan violenta como la del 6 de Enero en el Capitolio en Washington D.C., cientos de mujeres insurreccionistas entraron por la fuerza al edificio, con megáfonos y pancartas, y se pusieron a protestar dentro de la Asamblea.

La presidente de Planned Parenthood Advocates of Wisconsin (PPAW), Tanya Atkinson, dijo la sesión fue un asunto decepcionante. “Cuando escuché que fueron 14 segundos que habían contemplado una legislación que impactaría la salud y la vida de los habitantes de Wisconsin para las generaciones venideras, es simplemente inconcebible”, dijo Atkinson.

Ella dice que las acciones de los legisladores estatales están obligando a PPAW a tomar “medidas drásticas” para evitar que el aborto vuelva a ser ilegalizado a fin de este mes.

“Hemos tomado la decisión, a partir del día 25, de suspender las citas de aborto debido al trauma que podría causar a las pacientes que tenían una cita y esperan recibir servicios y luego tener esos servicios repentinamente inaccesibles en cuestión de potencialmente minutos. es realmente desafiante”, dijo Atkinson, quien a su vez trabaja en la mayor clínica de abortos del Estado, Planned Parenthood Wisconsin.

“Los habitantes de Wisconsin pro-vida y los estadounidenses pro-vida han estado jugando el juego de la espera durante casi 50 años desde que la Corte Suprema de los Estados Unidos dictó esta decisión en 1973”, dijo Anna DeMeuse, directora de comunicación de la organización Pro-Life Wisonsin, que protestó cerca de la Legislatura contra la sesión que convocó Evers, pero de manera pacífica.

DeMeuse dijo que vio la sesión más como un “truco político” más de Tony Evers. “Es realmente solo el gobernador Evers complaciendo a sus votantes de base de extrema izquierda; así es como lo vemos, y ese fue prácticamente el final de este bochornoso intento”.

Wisconsin adoptó la prohibición del aborto en todos los casos excepto para salvar la vida de la madre en 1849, tan un año después de que el territorio se convirtiera en estado. La legislación duró por 124 años hasta el histórico fallo Roe v. Wade que despenalizó el aborto en todo el país en 1973, anulando la prohibición, pero la Legislatura nunca derogó la ley.

Fuente: La Derecha Diario