Redacción BLes – El grupo marxista Black Lives Matter (BLM, por la sigla) que impulsa los numerosos disturbios causantes de muertes y de la destrucción de pequeños negocios en EE. UU., inició una campaña de recolección de fondos para dos congresistas demócratas. 

A través de un comité de acción política espera recaudar medio millón de dólares para los candidatos Jon Ossoff y Raphael Warnock, quienes se postulan al Senado de EE. UU. según Breitbart del 27 de noviembre.

Luego de que en las votaciones del 3 de noviembre resultara un empate entre los candidatos que se presentaron para el Senado, se decidió una segunda vuelta electoral para el 5 de enero, y el resultado determinará el control del Senado.

Los republicanos lograron hasta ahora una mayoría de 50 a 48, que se reforzaría con el triunfo de los candidatos David Perdue y Kelly Loeffler, en Georgia, pasando a ser absoluta.

No obstante, si pierden contra Warnock y Ossoff y Biden es nombrado presidente, a pesar de los miles de evidencias de fraude presentadas ante los tribunales, la senadora Kamala Harris, demócrata por California, sería quien desempate en el Senado, si ocupa el cargo de vicepresidenta.

Le recomendamos:

Por su parte, los republicanos también preparan el apoyo para los candidatos al Senado Loeffler y Perdue, en la que será una dura contienda electoral, en vista del impacto definitivo que implica para la política estadounidense.

La periodista Tammy Bruce tuiteó sobre este tema: “Un recordatorio de por qué Loeffler y Perdue [deben ganar]”.

“La segunda vuelta del Senado de Georgia debe ser de frente y central. Suceden muchas cosas, pero podemos caminar y masticar chicle al mismo tiempo. Si no controlamos el Senado y Biden asciende, esto es exactamente lo que podemos esperar”, escribió Bruce.

En el mismo tuit presenta las fotos de los demócratas para integrarían el gabinete “soñado” por Twitter y que pasarían a regir las políticas de Estados Unidos, fuertemente izquierdistas.

Ese supuesto gabinete, que posiblemente sea nombrado si Biden no es penalizado por todos los engaños hallados en el proceso electoral, es calificado como “una absoluta pesadilla” por el editor de Newsweek, Josh Hammer. 

De hecho, una de las mayores críticas que se hacen al partido demócrata es que ha pasado a manos de la izquierda radical, y BLM, considerado como uno de sus grupos de apoyo, ahora empieza a tener injerencia en la escena política. 

Si bien BLM inicia recaudando fondos su característica principal es la de aplicar la violencia para presionar en busca de sus objetivos. 

Los partidarios de BLM esperan que se apruebe la Ley BREATHE, que pretende abolir desfinanciar y cerrar varias agencias federales, las prisiones y los centros de detención de inmigrantes, entre otros proyectos izquierdistas.

Asimismo, Ossoff y Warnock apoyan el desfinanciar a la policía y aceptan el apoyo de los activistas de la extrema izquierda. 

Por su parte, los senadores David Perdue y Kelly Loeffler defienden las fuerzas de seguridad y la aplicación de la ley. 

José Hermosa – BLes