Redacción BLes– Kristi Noem, gobernadora de Dakota del Sur, dijo este martes 12 de enero que le propuso una ley a la legislatura para prohibir los abortos basados en el diagnóstico del síndrome de Down, una práctica perversa promovida por organizaciones globalistas como Naciones Unidas y Planned Parenthood.

“Los niños con síndrome de Down son un regalo para todos nosotros. Le pido a la legislatura de Dakota del Sur que apruebe una ley que prohíba el aborto de un niño prematuro, sólo porque se le diagnostique el Síndrome de Down. Debemos defender el derecho a la vida de todos los niños por nacer”, expresó la gobernadora a través de su cuenta de Twitter.

Según Noem, en países como Islandia y Dinamarca han eliminado casi completamente a las personas con síndrome de Down a través del aborto.

“La Declaración de Independencia resume lo que todos sabemos en nuestros corazones que es verdad”, dijo Noem. “Dios nos creó a cada uno de nosotros y nos dotó a todos del derecho a la vida. Esto es cierto para todos, incluso para aquellos con un cromosoma extra”.

La gobernadora también expresó su deseo que algún día la Corte Suprema reconozca que todas las vidas tienen derecho a vivir, haciendo alusión a la posibilidad de que con la Corte Suprema de mayoría conservadora, se revise la legalización del aborto a nivel nacional.

Hasta que eso suceda, dijo Noem, “le pido a la legislatura de Dakota del Sur que apruebe una ley que prohíba el aborto de un niño prematuro, sólo porque se le diagnostique el síndrome de Down”.

Y agregó: “Con la ayuda de varios grupos provida en todo el estado, mi equipo presentará la legislación para su consideración y rápida aprobación”.

Noem apeló al corazón de las personas para que adopten a niños y les den un hogar y cuidado. La adopción es vista por los que se oponen al aborto como un argumento válido para aquellas madres que no desean dar luz a sus hijos por diversas razones.  

Solo en el año fiscal 2020, Dakota del Sur otorgó licencias a 238 nuevos hogares para niños sin padres.

En diciembre de 2020, el grupo civil Mamás por América otorgó a la gobernadora Kristi Noem el premio “Madre Influyente”.

Kimberly Fletcher, fundadora y presidenta de la organización cristiana profamilia sin fines de lucro, elogió el liderazgo de Noem en 2020 cuando el país se enfrentó a la pandemia del virus PCCh.

“Necesitamos más gente que defienda la verdad, la libertad, la familia y sea esa voz de sentido común que necesitamos”.

Dakota del Sur fue uno de los primeros estados en reabrir su economía, siguiendo los consejos del presidente Trump y desde entonces no ha experimentado grandes picos de casos o muertes de virus PCCh.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com