Redacción BLes- Melissa Carone quien participó de las elecciones presidenciales de EE. UU. en el centro de convenciones de Detroit (TFC) como asistente informático de la empresa Dominion denunció que los votos para el candidato demócrata fueron contados hasta 8 veces durante la tabulación del 3 y 4 de noviembre pasado.

Otro testigo más del fraude electoral en el estado de Michigan dio el paso adelante este domingo 15 de noviembre y dio su testimonio sobre las irregularidades ocurridas durante la votación en la ciudad de Detroit.

Melissa Carone fue contratada y entrenada por la empresa Dominion, que estuvo a cargo de las máquinas para tabular los votos y del respectivo software, para trabajar como asistente técnica en las elecciones en Detroit.

El trabajo de Melissa era caminar entre los contadores de los votos y asistirlos cuando las máquinas tabuladoras de Dominion tenían problemas, siendo el caso más típico que los votos se atascaban durante el conteo.

Ella explica en su relato que los contadores de votos recibían pilas de 50 votos cada una que colocaban en la máquina. Si de esta pila se atascaba un voto en la máquina, que funciona similar a un scanner, su tarea era explicarle al empleado cómo destrabar la máquina para repetir la operación, pero antes el empleado tenía que borrar los votos contados hasta el momento en que se atascó, porque la pila de votos se colocaba entera de nuevo para ser contada.

Sin embargo, relata la Sra. Carone, los empleados no borraban los votos contados y repetían la operación, causando que de una pila de 50 votos, se contaran dos veces o más.

Al principio notó el problema, pero pensó que era un error genuino. Pero “el error” se repitió durante todo el día y por lo que pudo ver, algunas pilas de 50 votos se contaron hasta 8 veces más, es decir, los 50 votos terminaron siendo 400.

“¿Sentiste que tendían a inclinarse de un modo u otro en cuanto a los candidatos?”, preguntó el entrevistador.

“Oh, absolutamente”, contestó Melissa.

“¿Quieres decirnos por cuál?”

La respuesta de la Sra. Carone fue certera: “Sí, Biden, no vi ni una sola, ni una sola, ni una sola boleta para Trump. Todo el tiempo que estuve allí no vi ni una sola… Estuve allí durante 24 horas.”

Te puede interesar:

Melissa también fue testigo de las camionetas que llegaron a la madrugada, pero no logró ver qué es lo que estas descargaron en su momento. (Ver aquí el otro testimonio)

Otros datos importantes que aportó la testigo fue que un empleado de Dominion y uno municipal (demócrata) estaban a cargo de cargar los números de votos en el sistema y que estos no tenían ningún tipo de supervisión. Todos los empleados de Dominion eran seguidores de Biden.

“¿Cuántos miembros del personal de Dominion estaban allí esa noche?” preguntó el entrevistador.

“Había un total de cuatro”, dijo ella.

“Y estaban todos para Biden. ¿cómo sabes?”

“Absolutamente. Me lo dijeron.”

La Sra. Carone alertó al jefe de Dominion sobre este problema, pero este solo le dijo que no quería escuchar que había problemas y que él se encargaría. Pero no hizo nada. Más tarde le dijeron que esta persona, llamada Nick, es uno de los dueños de la compañía.

Melissa asegura un 99% que las máquinas de Dominion estaban conectadas a Internet.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com