Redacción BLes – Un miembro del grupo terrorista Hezbolá que actuaba de ‘explorador’ en busca de objetivos para atacar en Nueva York, Washington y Boston, fue detenido en Estados Unidos el pasado mes de julio. 

El departamento de Justicia estadounidense reveló el jueves la detención de Alexai Saab, un ciudadano estadounidense de origen libanés naturalizado en 2008. 

El presunto terrorista también conocido como Ali Hassan Saab, Alex Saab o Rachid, fue acusado de nueve cargos por delitos relacionados con su apoyo a Hezbolá y por separado, de varios delitos de fraude matrimonial. 

[Los Emiratos Árabes Unidos se unen a la coalición naval liderada por EE. UU. en el golfo Pérsico]

“Según las acusaciones, mientras vivía en los Estados Unidos, Saab sirvió como agente de Hezbolá y realizó la vigilancia de posibles ubicaciones de objetivos para ayudar a la organización terrorista extranjera a preparar futuros ataques contra los Estados Unidos”, aseguró el fiscal general adjunto para la Seguridad Nacional John C. Demers en un comunicado.

“Saab habría comenzado su entrenamiento con agentes de Hezbolá en el extranjero y, mientras vivía en los EE. UU., inspeccionó varias ubicaciones en las principales ciudades”, dijo el director asistente del FBI William F. Sweeney Jr. 

[Trump ordena más sanciones contra Irán mientras los sauditas muestran evidencia del ataque]

“En particular, Saab se centró en las debilidades estructurales de los lugares que vigiló para determinar cómo un ataque futuro podría causar la mayor destrucción”, afirmó la Oficina del Fiscal Federal de Manhattan según el comunicado.

En la ciudad de Nueva York Saab vigiló lugares como el Puente George Washington, el Rockefeller Center, Times Square, la Estatua de la Libertad, el Empire State Building y varios aeropuertos y túneles locales.

Los supuestos objetivos en Boston incluyeron Fenway Park, Quincy Market y el Prudential Center, según el Western Journal.

De acuerdo con las investigaciones, Saab se habría unido a Hezbolá en 1996 en Líbano, de donde llegó a Estados Unidos en 2000 para lograr la ciudadanía naturalizada en 2008. 

“Mientras vivía en los Estados Unidos, Saab siguió siendo un operativo de la Organización de la Jihad Islámica (IJO por sus siglas en inglés y una sección de Hezbolá) y continuó recibiendo entrenamiento militar en Líbano además de realizar numerosas operaciones para la IJO”, destacó el comunicado.

Además de sus actividades de planificación de ataques en los Estados Unidos, Saab realizó varias operaciones en el extranjero.

Entre ellas están el intento de asesinato de un presunto espía israelí y al menos una reunión de inteligencia para Hezbolá en Estambul, Turquía.

En abril de 2018 agentes de la ley comenzaron a monitorear su correo electrónico y se le interrogó en marzo de 2019, en julio se le detuvo. 

Hezbolá es una organización islámica chiíta con base en Líbano con componentes políticos, sociales y terroristas creada en la década de 1980 con el apoyo de Irán después de la invasión israelí de Líbano en 1982, y su misión incluye establecer un estado islámico fundamentalista en el país.

Desde la formación de Hezbolá, la organización ha sido responsable de numerosos ataques terroristas con cientos de víctimas mortales, incluidos ciudadanos estadounidenses y personal militar.

En 1997, el Departamento de Estado de los EE. UU. calificó a Hezbolá como una organización terrorista extranjera y en 2001, el Departamento del Tesoro categorizó a la milicia como una entidad terrorista global especialmente designada.

Esta detención es un nuevo golpe a la organización extremista que ha perdido una importante fuente de financiación gracias a la presión de la administración Trump sobre el régimen iraní de los Ayatolás. 

A principios de septiembre el secretario de Estado, Mike Pompeo aseguró que los ataques terroristas se incrementaron tras la firma del acuerdo nuclear de 2015 [Plan Comprensivo de Acción (JCPOA por sus siglas en inglés)] bajo el mandato del presidente Barack Obama, financiados por el régimen de Irán. 

Sin embargo, tras la retirada de Estados Unidos del acuerdo y las sanciones impuestas por la administración del presidente Donald Trump, Pompeo aseguró en una entrevista con Stephanopoulos del medio ABC que “Hezbolá está luchando por los recursos. Las milicias chiítas en Irak, lo mismo”. 

Sigue leyendo:

. Los Emiratos Árabes Unidos se unen a la coalición naval liderada por EE. UU. en el golfo Pérsico.

. Trump ordena más sanciones contra Irán mientras los sauditas muestran evidencia del ataque.

. “Realmente nos gustaría evitar la guerra” con Irán, afirmó el presidente Trump.

Le puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__