Redacción BLes – Durante la semana pasada, en Maryland, Estados Unidos, 4 inmigrantes ilegales pertenecientes a la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) declararon ser culpables de los asesinatos, en el 2017, de un adolescente de 17 años y de una mujer de 21 años, según publicó este lunes el medio local Capital Gazette.

De acuerdo al medio local, la policía informó que Jennifer Rivera-López fue asesinada en junio del 2017 en un parque del condado de Anne Arundel donde los asesinos le cortaron la cabeza con cuchillos y machetes y la enterraron en una tumba secreta.

Los 4 pandilleros que se declararon culpables en el tribunal federal son: Ronald Méndez-Sosa, de 21 años, Brenda Argueta, de 20 años, Ervin Arrue-Figueroa, de 20 años y Francisco Ramírez-Peña, de 24 años.

[El exlegislador Tred Gowdy será el nuevo asesor del presidente Trump para el Caso Ucrania]

Méndez-Sosa además, declaró su culpabilidad en el asesinato de Neri Giovani Bonilla-Palacios, de 17 años, quien apareció muerto en octubre del 2017 en un bosque en Annapolis. De acuerdo a los investigadores había sido asesinado 2 meses antes. Según los documentos de la corte, lo decapitaron con un machete y en su cuerpo había más de 108 heridas cortantes. 

Los 4 implicados fueron arrestados en octubre del 2017 y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas presentó cargos contra los detenidos.

Los documentos judiciales mencionaron que tanto Rivera-López como Bonilla-Palacios fueron atacados por pertenecer a la pandilla rival Calle 18.

[Johnson & Johnson deberá pagar USD 8.000 millones por los efectos de un medicamento que hincha el pecho de los hombres]

Con respecto al crimen de Rivera-López, los documentos revelan que Argueta contactó a la joven por las redes sociales y organizó una cita entre ambos. Luego, usó una artimaña para llevarla al auto, luego mediante otra treta detuvo el auto y en ese momento “otros miembros de [MS-13] forzaron a [Rivera-Lopez] a entrar en otro vehículo y llevaron a [Rivera-López] al sitio del asesinato”.

Por su parte en los documentas figura que Méndez–Sosa dijo que no ayudó a matar a la joven, sino que colaboró en el transporte de los integrantes de la pandilla.

La sigla MS-13 se refiere a la pandilla Mara Salvatrucha, de origen centroamericano, que se ha expandido en los Estados Unidos.

Este grupo comete impactantes actos de violencia para infundir miedo, incluidos ataques de machete, ejecuciones, violaciones colectivas, tráfico humano y más. 

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. El exlegislador Tred Gowdy será el nuevo asesor del presidente Trump para el Caso Ucrania.

. Johnson & Johnson deberá pagar USD 8.000 millones por los efectos de un medicamento que hincha el pecho de los hombres.

. EE. UU. sanciona a entidades chinas por violar los derechos humanos de minorías étnicas.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__