Redacción BLes – Daily Caller News Foundation (DCNF) pudo confirmar que Igor Danchenko, la fuente primaria del Dossier Steele estuvo reunido con el ex subdirector del ministerio de energía de Rusia y un periodista en junio de 2016 momento en el que comenzó a redactarse el documento.

Las actividades de Danchenko en el 2016 están bajo intenso escrutinio desde que fue identificado como la fuente primaria del dossier en la que se basó la investigación del FBI para el impeachment del presidente Donald Trump.

El Daily Caller realizó un seguimiento de Danchenko, Abyshev y Vonortsov lo que aportó varios datos y contexto al origen de los alegatos con los que se acusó al presidente Trump.

Sergey Abyshev, ex subdirector del ministerio de energía de Rusia confirmó haberse reunido con Danchenko en Rusia días antes de que el primer memo del dossier fuera escrito.

El periodista fue identificado como Ivan Vorontsov, editor en jefe de un sitio web de finanzas ruso, según su perfil de Facebook y luego confirmado por Abyshev, de quien se dice es la fuente 2 de Danchenko.

Vorontsov publicó una foto el 16 de junio de 2016 en el Foro Internacional de Economía en San Petersburgo, diciendo que se había reunido la noche anterior con Danchenko y Abyshev.

Cuatro días después el 20 de junio, Steele redacta los 17 primeros memos que luego conformarían su dossier, el cual según él mismo estuvo basado en una fuente primaria que trabajaba como independiente para su firma, Orbis Business Intelligence. Danchenko era empleados de Orbis en ese momento.

La fecha es importante porque Danchenko le dijo al FBI en enero de 2017 que Steele le había encargado en junio de 2016 que buscara algo para ensuciar a Trump. Steele a su vez fue contratado por Fusion GPS, una organización que trabajaba para los Clinton y la Convención Demócrata Nacional (DNC), en otras palabras, la oposición al presidente Donald Trump.

Luego de que el comité judicial del senado desclasificara un memo de las entrevistas del FBI del 24 y 26 de enero de 2017, un usuario anónimo de Twitter identificó a Danchenko como la fuente primaria de Steele.

El dossier Steele alegaba que el Kremlin tenía un video de Donald Trump con prostitutas en Moscú y que estaba usando esto para chantajear al candidato a presidente de los EE. UU. 

Además, dijo que personas en la campaña de Trump se habían reunido con agentes rusos para hackear a los demócratas e influir en el resultado de las elecciones.

Ninguno de los alegatos fue probado. 

El seguimiento que realizó el DCNF, no pudo confirmar con certeza si Vorontsov y Abyshev fueron las fuentes de estos dos alegatos pero el informe presenta extensa evidencia y datos, y dado los tiempos en los que estuvieron reunidos en Rusia y el momento en que se redactó el dossier, sumada a la evidencia que un grupo de sabuesos de Twitter presentó, Vorontsov encaja con la descripción de la fuente 2.

El seguimiento de DCNF repasa la larga relación de Danchenko y Vorontsov que va tan lejos como 2014 y tan cerca como noviembre de 2019 y el analiza el trasfondo personal de Danchenko.

La investigación revela también que Igor Danchenko es un ruso nacionalizado y residente de los Estados Unidos sin ninguna conexión con el gobierno ruso como dijeron los demócratas que llevaron adelante el juicio político contra Trump en el Congreso.

El hotel Ritz Carlton

La acusación sexual sobre el presidente Trump en el hotel Ritz Carlton de Moscú fue un rumor que Danchenko pasó a Steele y que este usó como un hecho, a pesar de que Danchenko mismo dijo al FBI que no pudo corroborar el hecho después de investigar.

El hackeo a los demócratas

El segundo alegato del dossier era que la campaña de Trump estaba complotando un hackeo masivo a los demócratas para influenciar el resultado de las elecciones. 

Según el dossier, Carter Page y Michael Cohen que trabajaban para Trump en su campaña 2016, se reunieron con agentes rusos para planificar el ataque, una vez en Moscú y otra vez en Praga. 

La investigación de Mueller pudo confirmar que Page nunca estuvo en Moscú y que Cohen tampoco viajó a Praga para encontrarse con los presuntos agentes rusos.

El informe del IG (Inspector General) luego indicó al FBI que esta información fue plantada por el Kremlin mismo que estaba al tanto de la campaña para ensuciar al presidente Trump.

Estas nuevas revelaciones siguen aportando datos a lo que algunos llaman el fallido intento de derribar al presidente Trump con la farsa de Rusia o Russia Hoax. 

Recientemente el Comité Judicial del Senado, presidido por Lindsey Graham, tomó testimonio a la ex segunda al mando del Departamento de Justicia de ese momento, la Sra. Yates, quien afirmó que para ella la investigación sobre el presidente Trump estuvo justificada, a pesar de que hasta ahora nadie ha visto ni una sola evidencia de que el presidente Trump haya complotado con Rusia para ganar las elecciones.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com