Redacción BLes – Oregón comenzará a implementar su agenda progresista en el Kindergarten. Ahora requiere que se los adoctrine con la ideología de género que incluye el desarrollo de “una comprensión” de su propio género, dentro de lo que denominan “estudios étnicos”, acorde a lo que reportó Breitbart. 

Los estándares estatales de ciencias sociales de 2021 integrados con estudios étnicos ahora incluyen un estándar de educación cívica y gubernamental para niños de cinco años que entre algunas de las pautas les exige:

* “Participar en un diálogo respetuoso con los compañeros de clase para definir la diversidad comparando y contrastando similitudes y diferencias visibles e invisibles”.

* “Desarrollar una comprensión de los propios grupos de identidad incluyendo, entre otros, raza, género, familia, etnia, cultura, religión y capacidad”.

Respecto de los estándares de Geografía, los niños ahora recibirán adoctrinamiento en lo que respecta a la raza y culturas, haciendo hincapié en lo que la ideología progresista e izquierdista fogonea como las ‘marginadas’. El ítem especifica que los niños deben: 

Examinar tradiciones, celebraciones, días y lugares culturalmente significativos, incluyendo aquellos de culturas actual e históricamente marginadas”.

Una crítica a esta agenda progresista impulsada activamente en Oregón vino dada por una exfuncionaria de la era Trump. 

Candice Jackson, la exsubsecretaria interina de Derechos Civiles del Departamento de Educación durante la administración del expresidente Trump, publicó en Twitter una captura del nuevo plan de enseñanza a implementarse en el estado, con el comentario:

Ejemplo de cómo Oregon está mezclando el género en todos los aspectos de lo que hoy se considera “educación”: los estándares de ciencias sociales del jardín de infantes instruyen a los maestros de las escuelas públicas para que ayuden a su hijo de 5 años a “desarrollar una comprensión de los propios grupos de identidad, incluido… el género“.

La ideología de género es parte de la agenda demócrata. En los estados donde gobiernan se han venido impulsando en las escuelas de manera activa, y ha penetrado todos los niveles educativos. 

Los niños están siendo víctimas de una ideología que atenta contra su naturaleza inocente y les provocará confusión en sus pensamientos, emociones y percepciones afectando así su normal desarrollo.

La ideología de género los está empujando desde una corta edad a dudar, e incluso a tener cierta aversión por el sexo con el que nacieron. Son cada vez más comunes los casos de disforia de género que se presentan entre los niños, además asociados a trastornos de ansiedad y depresión. 

Incluso desde las escuelas alineadas con esta perversa agenda progresista, se está promoviendo a edades tempranas la hormonización y bloqueadores de la pubertad para comenzar la ‘transición de género’. 

Respecto de esto, el Dr. Quentin Van Meter, presidente del Colegio Estadounidense de Pediatras (ACPeds), dijo en una entrevista con LifeSiteNews, que el uso de bloqueadores de la pubertad en niños es una práctica de “abuso infantil”.

Dijimos en nuestra declaración de política que es un abuso infantil a todos los efectos“, dijo, “y que está tomando una parte muy saludable, intencionalmente diseñada de la vida en la que un niño pasa de ser un individuo no reproductivo a convertirse en un individuo reproductivo en un marco de tiempo y una edad donde la fisiología está ahí para cambiar el cuerpo físico en términos de estructura ósea, en términos de estructura de los órganos, en términos de maduración del cerebro“.

Si se interrumpe eso con la clara intención de que nunca vaya en la dirección que la naturaleza pretendía, con los hombres biológicos terminando como hombres adultos y las mujeres biológicas terminando como mujeres adultas, si se interrumpe eso, básicamente se está estableciendo un estado de enfermedad“, continuó el pediatra. “Y además, el propósito es claramente que en la gran mayoría de los niños que reciben bloqueadores de la pubertad, no se les permitirá pasar por su propia pubertad natural. Serán retenidos y luego se les dará hormonas de sexo cruzado”.

Así que es una cinta transportadora. Y una vez que ese paciente es colocado en la cinta transportadora de los bloqueadores de la pubertad, son llevados por la línea de montaje a las hormonas de sexo cruzado. Y luego, al final, tienen la opción de hacer una cirugía para mutilar sus cuerpos para que parezcan del sexo opuesto“, explicó Van Meter.

Vanesa Catanzaro – BLes