Redacción BLesEl presentador Tucker Carlson sigue distanciándose del resto que forman parte de los principales medios de comunicación debido a que se mantiene firme a sus ideas conservadoras y antiglobalistas. 

Esta vez, el viernes durante su programa “Tucker Carlson Tonight” emitido por Fox News, reaccionó a la nueva normativa del Centro para el control y prevención de enfermedades (CDC) que pone el fin al requisito de usar máscaras, solo para quienes ya hayan sido vacunados.

Según Carlson, el tema fue un “avance preocupante” para aquellos cuyo objetivo es el poder, y no necesariamente la salud pública.

¿Pero por qué para Carlson esta nueva medida resulta preocupante? Justamente por las motivaciones políticas que hay detrás de toda decisión.

“Durante meses, las cadenas de televisión han atacado a personas que se atrevieron a salir a la calle sin sus máscaras… Una señora tratando de comprar naranjas en el supermercado de Florida sin su máscara. No sabes su nombre, pero sabes una cosa sobre ella, sabes por quién votó, el hombre naranja. Ella es una de las locas. Ella tiene que ser … sin máscara”, parodió Carlson contando una anécdota que fue real.

Según el periodista, a raíz de esta nueva guía, realmente nadie puede saber quién es blanco del ataque (ya que los demócratas  consideraban republicanos a todos aquellos sin máscaras) y ese es el problema.

“¿Cómo vamos a saber quiénes son los republicanos? ¿Cómo podemos estar seguros de quién burlarnos? ¿Hacia quién sentirse moralmente superior?”, se preguntó irónicamente.

Le recomendamos: BOMBA en el VATICANO – ¿BENEDICTO XVI sigue siendo el PAPA?

Ad will display in 09 seconds

Como la obediencia ciega a las máscaras era una especie de “marca registrada” para los demócratas, Carlson se pregunta qué harán ahora. La respuesta es que las van a seguir usando, tal como indicó David Hogg, de 21 años, que anunció que la seguirá usando para que no lo confundan con un “conservador”, así como la médica de CNN (antes presidente de Planned Parenthood, Leana Wen).

“Cuando usa una mascarilla quirúrgica, incluso después de que los médicos le hayan dicho que no lo haga, todos conocerán su política, sin mencionar su posición en nuestra sociedad. Estás en la clase dominante. Es por eso que puede permitirse ignorar la ciencia y, en cambio, adoptar una precaución de salud pública como accesorio de moda”, expresó Carlson.

“Es como vendarse los pies de la antigua China de esa manera. Es una marca de distinción social. Cuando eres tan poderoso, no necesitas caminar o, en este caso, respirar”, agregó.

Luego de dar otros ejemplos de izquierdistas dispuestos a seguir usando las mascarillas a pesar de que ahora no se lo exijan por estar vacunados, Carlson fue más allá y se planteó la efectividad real de las mascarillas. En realidad sí se ha estudiado bastante el tema y este presentador está bien informado.

“El año pasado, la revista revisada por pares de la Asociación Médica Británica examinó la efectividad de las máscaras de tela. Sorprendentemente, no hubo muchos datos sobre su efectividad. Los autores solo pudieron encontrar un único estudio clínico aleatorizado del tema, en otras palabras, un estudio científicamente válido. Pero vale la pena conocer los resultados de ese estudio. Resulta que las personas que usan máscaras de tela tienen un “mayor riesgo” de infección viral que las personas que no usan máscaras de tela. Las máscaras resultaron ser completamente ineficaces”, dijo Carlson.

“En las pruebas, las máscaras de tela permitieron la penetración del 97% de las gotas de vapor. Pero en realidad las máscaras eran peores que eso, no solo eran inútiles, resultaban ser peligrosas. Eran literalmente vectores de enfermedades, cita: “La tela puede humedecerse y contaminarse, lo que representa un riesgo de infección y autocontaminación”, agregó.

Puede ver la transcripción completa del monólogo de Carlson en este artículo de Breitbart.

Estudio de Stanford sobre mascarillas 

Un estudio de la Universidad de Stanford publicado en el sitio web  del Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI), una rama del Instituto Nacional de Salud, reveló que las mascarillas no tienen absolutamente ninguna posibilidad de prevenir la propagación del virus PCCh (Covid-19) y que, por el contrario, son nocivas para la salud.

La conclusión del estudio que no fue publicado en cualquier lugar sino en un organismo del gobierno, dice lo siguiente:

“Las evidencias científicas existentes desafían la seguridad y eficacia del uso de mascarilla como intervención preventiva para COVID-19. Los datos sugieren que tanto las mascarillas médicas como las no médicas son ineficaces para bloquear la transmisión de persona a persona de enfermedades virales e infecciosas como el SARS-CoV-2 y COVID-19, lo que respalda el uso de mascarillas. Se ha demostrado que el uso de mascarillas tiene efectos fisiológicos y psicológicos adversos sustanciales. Estos incluyen hipoxia, hipercapnia, dificultad para respirar, aumento de la acidez y toxicidad, activación de la respuesta al miedo y al estrés, aumento de las hormonas del estrés, inmunosupresión, fatiga, dolores de cabeza, disminución del rendimiento cognitivo, predisposición a enfermedades virales e infecciosas, estrés crónico, ansiedad y depresión. Las consecuencias a largo plazo del uso de mascarilla pueden causar deterioro de la salud, desarrollo y progresión de enfermedades crónicas y muerte prematura. Los gobiernos, los responsables de la formulación de políticas y las organizaciones de salud deben utilizar un enfoque próspero y basado en pruebas científicas con respecto al uso de mascarillas, cuando este último se considere una intervención preventiva para la salud pública”.

¿Ha visto difusión sobre este estudio? Pues no, y si coloca el link de en Facebook o Twitter recibirá censura, diciendo que a esta información le falta contexto y que puede estar engañando a las personas. Como bien dice Carlson, esto no se trata de la salud de las personas, se trata de política.

Celeste Caminos– BLes.com