Redacción BLes – El presidente Donald Trump remarcó la batalla que libra su equipo legal sobre el fraude en las elecciones generales destacando que los hechos están a su favor. Asimismo, advirtió que “pasarán muchas cosas” hasta el 20 de enero, fecha de asunción del presidente de Estados Unidos para los próximos cuatro años.

Actualmente, los resultados de los comicios del 3 de noviembre están siendo impugnados. El equipo legal de la campaña, encabezado por el abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani, recopiló una vasta cantidad de testimonios, declaraciones juradas y evidencias que les permite afirmar que el Partido Demócrata robó boletas, impidió a los observadores republicanos participar en el conteo y cambió los resultados de las computadoras a través de algoritmos.  

En diálogo con periodistas el 26 de noviembre, el presidente Trump remarcó la necesidad de que la justicia avance rápidamente para analizar las pruebas que su equipo ha presentado.

“El tiempo no está de nuestro lado… (…) Todo lo demás está de nuestro lado. Los hechos están de nuestro lado”, afirmó el mandatario después de hablar con miembros de las fuerzas armadas para el Día de Acción de Gracias.

Trump remarcó que las máquinas de conteo de votos y el proceso de votación por correo estaban abiertos al fraude.

“Esto nunca debería ocurrir en este país”, señaló lamentando que en este aspecto Estados Unidos es “como un país del tercer mundo”.

“Tenemos máquinas que nadie sabe qué diablos están mirando”, sostuvo con respecto a los sistemas de Dominion Voting Systems que se utilizan para contar los votos en la mayoría de los estados del país.

Le recomendamos:

En ese sentido, el presidente mostró la incongruencia de cómo Biden pudo haber superado los votos de Barack Obama en los estados indecisos -los que hoy están disputándose en la justicia- mientras que quedó muy por debajo de los récords del expresidente demócrata en otras áreas del país donde no hubo denuncias de fraude.

“Este no es un candidato que pueda obtener 80 millones de votos”, señaló.

Un periodista le preguntó al presidente si concedería la elección presidencial si el Colegio Electoral votara por Joe Biden el 14 de diciembre.

“Va a ser algo muy difícil de admitir porque sabemos que hubo un fraude masivo”, respondió el mandatario.

“Ciertamente, lo haré, y lo sabes”, agregó al respecto en otro tramo de la rueda de prensa. “Pero creo que pasarán muchas cosas entre ahora y el 20 de enero, muchas cosas”, añadió.

Los comentarios del presidente Trump se producen después de que la abogada Sidney Powell liberara lo que denominó el “Kraken”. Se trata de dos demandas presentadas en Georgia y Michigan que exponen el “fraude electoral masivo” e incluyen declaraciones juradas de testigos expertos y denunciantes de varios estados.

Asimismo, el Senado de Pensilvania celebró una audiencia el miércoles en la que el equipo de Trump llamó a declarar testigos que describieron ejemplos significativos de fraude electoral. Un juez del estado ordenó la suspensión de la certificación electoral en espera de una audiencia sobre la evidencia de irregularidades electorales. 

El equipo legal adelantó que las legislaturas de Arizona y Michigan pronto celebrarán audiencias relacionadas con el fraude en las elecciones.  

Miguel Díaz – BLes