Redacción BLes- Al parecer Lord Malloch Brown, asociado del financista de la izquierda internacional, George Soros, estaría dirigiendo el fraude electoral que tanto preocupa en estos momentos en Estados Unidos.

Así lo sostiene el autor candiense, Matthew J.L. Ehret, quien relata la trayectoria de Brown interfiriendo los procesos electorales de varios países desde 1.994, según Strategic Public Foundation del 17 de noviembre. 

Ehret toma como eje del fraude a la empresa Dominion Voting Systems, canadiense, que cuenta los votos en la mayor parte de EE. UU. y que está estrechamente vinculada a Smartmatic, otra empresa mayor. 

Te puede interesar:

“Smartmatic suministra máquinas de votación y su software (códigos de puerta trasera y todo) a gobiernos de todo el mundo y está muy involucrada con la Fundación Clinton, la Sociedad Abierta de Soros y el propio Jefe de Gabinete de Nancy Pelosi, señala Ehret.

Lord Mark Malloch Brown, es justamente quien controla a Smartmatic, además de haber sido ex vicepresidente de los Fondos de Inversión de George Soros (2007), así como del Instituto de la Sociedad Abierta de Soros y el Foro Económico Mundial.

Aún más, es ex vicepresidente del Banco Mundial (1995-1999), Administrador de las Naciones Unidas para el Desarrollo (1999-2005), Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas y Ministro de Estado del Reino Unido para África, Asia y las Naciones Unidas (2007-2009), entre otros altos cargos.

Al parecer, como amigo de toda la vida de Soros, llegó a “líderes títeres amigos de los tecnócratas”, como los llama Ehret,  entre ellos el expresidente de EE. UU. Barack Obama.

Luego de su primera manipulación fraudulenta de las elecciones en Filipinas en las que hizo  derrotar “al popular presidente nacionalista Ferdinand Marcos, que había conducido a su país a la soberanía económica en oposición a los financieros internacionales desde su inauguración en 1965”, Brown se unió a Soros.

Cuando Soros obtuvo 1.000 millones de dólares tras una hábil jugada financiera con la libra esterlina, financió en 1994 con  50 millones de dólares operaciones de “construcción de la democracia” en Macedonia y Bosnia, bajo la dirección de Malloch Brown.

Iniciando así “ una serie de proyectos que alteraron radicalmente el mundo durante el intenso período de transición de una era bipolar a una unipolar”, anota Ehret.

Desde sus diversos cargos Brown interfirió con los destinos de Bosnia, Libia, Kosovo, Georgia, causando en este último país con sus acciones miles de muertos.  

En el 2008 Brown ya cumplía una función importante para el candidato demócrata presidencial Barack Obama.

“El principal conducto entre Gran Bretaña y el candidato [Obama] ha sido Lord Malloch Brown, el joven ministro de Relaciones Exteriores, a quien Obama llegó a admirar cuando él [Malloch Brown] era Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas”, dijo Samantha Power, embajadora ante la ONU bajo el mandato de Obama, y de origen británico.

Ehret también señala la ayuda inicial de Soros a Obama “proporcionando los primeros 60.000 dólares para la candidatura de Obama al Senado en 2004 y luego organizando las primeras fiestas de recaudación de fondos para la candidatura presidencial de Obama en 2007”.

Por otro lado, en el 2014 Malloch Brown empezó a dirigir SGO Corporation Ltd en 2014,empresa a cargo de las tecnologías de votación Smartmatic, que sostiene que “manejado más de 3.700 millones de votos en los últimos 14 años en proyectos electorales en los cinco continentes”.

“Desde 2010 se ha descubierto que Smartmatic ha estado en el centro del fraude electoral en México, Venezuela, EE.UU. y Filipinas”, cita Ehret.

No obstante toda su habilidad para alterar los sistemas electorales, en el 2016 fracasó con la victoria del presidente estadounidense y con la del presidente Duterte en Filipinas, quien desterró a Smartmatic de su país. 

Para Ehret el llamado “estado profundo” manipuló las votaciones de los años 2000 y 2004, y 2008 a través del conteo computarizado, mientras Brown aún sigue dirigiendo a Smartmatic.

Las profundas investigaciones realizadas por los abogados del presidente Trump sobre las trampas perpetradas en el conteo de los votos, principalmente, señalan a la empresa Dominion Voting System y anuncian que todas las evidencias serán llevadas ante los tribunales correspondientes. 

El abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani, acusó al Partido Demócrata de robar boletas, impedir a los observadores republicanos participar en el conteo y cambiar los resultados de las computadoras a través de algoritmos.

“No es un fraude electoral singular en un estado”, dijo Giuliani explicando que “este patrón se repite en varios estados, casi exactamente el mismo patrón (…) lo que sugiere que había un plan – desde un lugar centralizado para ejecutar estos diversos actos de fraude electoral”, declaró Giuliani en una conferencia de prensa del 19 de noviembre. 

Por su parte la abogada Sidney Powell, del equipo legal de Trump, dijo que tienen declaraciones juradas de un denunciante que compromete a las empresas Smartmatic y a Dominion Voting Systems.

De esta manera tendrían cabida las afirmaciones de Ehret acerca de las turbias intenciones de Brown, y por extensión de Soros contra la democracia estadounidense y la reelección del presidente Trump.

José Hermosa-BLes.com