Lo narrado por John Paul Mac Isaac deja en evidencia los esfuerzos del FBI para no manchar la imagen de Joe Biden durante la campaña presidencial.

Mientras el presidente Joe Biden y su familia vacacionan en Carolina del Sur, el caso de la computadora de Hunter, su hijo, sigue dando de qué hablar. Esta vez, el dueño del local de reparación ofreció detalles de las circunstancias que lo rodearon desde que se dispuso a entregar una copia del disco duro al FBI.

Según el técnico John Paul Mac Isaac, un funcionario de esa agencia gubernamental lo amenazó para que no divulgara los hallazgos en la computadora del hijo del actual presidente demócrata. Ocurrió en diciembre de 2019 cuando en compañía de otro agente llegaron al taller de reparación con una citación para recoger la unidad de respaldo.

La amenaza en cuestión llegó luego del comentario hecho por Mac Isaac. «Oigan, muchachos, recordaré cambiar sus nombres cuando escriba el libro», dijo a ambos. “El agente Wilson siguió caminando, pero el agente DeMeo se detuvo y se volvió hacia mí para decirme que si hablaba de esto públicamente me mataría”, contó.

“Es nuestra experiencia que nunca le pasa nada a la gente que no habla de estas cosas”, le dijo el agente.

El relato sale de su libro American Injustice: My Battle to Expose the Truth, de acuerdo con la reseña de varios portales estadounidenses, ya que el texto no saldrá a la venta sino hasta el próximo 22 de noviembre. Lo que se ha conocido ya deja en evidencia los esfuerzos de la agencia para no manchar la imagen de Joe Biden en medio de la campaña presidencial.

El sesgo del FBI

Mac Isaac tuvo que cerrar su tienda en Delaware por los ataques que recibió luego de entregar el material que expone al hijo del presidente Joe Biden. Prostitución, uso excesivo de drogas, correos comprometedores con su padre y mensajes con empresas fuera de EE. UU. se convirtieron en un auténtico escándalo a pesar de que medios demócratas y redes sociales se esforzaron por censurar la información. Especialmente CNN, que junto a otros acusaron al técnico de «promover la desinformación rusa». Por eso los demandó.

Pero en este tramo de la historia también entran Facebook, Twitter y Google por bloquear la publicación inicial sobre la computadora de Hunter Biden que difundió el New York Post en octubre de 2020. La silenciaron para evitar que afectara la campaña presidencial del abanderado demócrata. Casi dos años después, ahora todas estas plataformas se jactan de «luchar contra la desinformación», asomando que endurecerán sus políticas para las elecciones intermedias de noviembre.

Mac Isaac está consciente de toda la situación que sigue girando en torno a esa computadora. De hecho, hizo una conclusión bastante lógica respecto al allanamiento a la residencia del expresidente Donald Trump. Este le dijo al Daily Mail que si el FBI estuviera «haciendo bien su trabajo» ya habría allanado la casa de Hunter y lo habría arrestado con base a lo que se encontró en la computadora. «También se ha dado cuenta en los últimos dos años del sesgo del FBI, alegando que actúa rápidamente contra Trump pero lentos cuando se trata de los Biden», agregó el portal.

Basado en esto, asegura que si el Partido Republicano gana la mayoría del Congreso en noviembre, se pondrá a disposición para que se inicien las investigaciones pertinentes a Joe Biden y su hijo.

Por Oriana Rivas – Panampost.com