Redacción BLes- El Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, anunció que revelará antes de las elecciones comprometedores  correos electrónicos enviados por la demócrata exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

“Tenemos los correos electrónicos. Los estamos sacando. Vamos a sacar toda esta información para que el pueblo americano pueda verla. Recordarán que había información clasificada en un servidor privado”, anunció Pompeo el 9 de octubre, según el Departamento de Estado. 

“Nunca debieron haber estado allí. Hillary Clinton nunca debió haber hecho eso. Fue un comportamiento inaceptable”, agregó Pompeo, refiriéndose a que se trataba de información clasificada y Clinton no cumplió con los protocolos, poniendo en riesgo la seguridad nacional. 

Durante el ejercicio de sus funciones como secretaria de Estado Clinton alojó en un servidor privado, ubicado en el sótano de su casa, 33.000 correo electrónicos entre los años 2009 y 2013.

Estos correos no solo no se resguardaron adecuadamente sino que fueron borrados, lo cual trató de explicar Clinton diciendo que involucraban información personal. 

Si bien el entonces director del FBI, James Comey señaló en el 2016 que Clinton fue “extremadamente descuidada” también recomendó no presentar cargos criminales contra ella, según Washington Examiner del 11 de octubre. 

El FBI logró recuperar 5.000 de los 33.000 correos borrados, pero la información relativa al caso se hallaba clasificada, no accesible al público.

Por otro lado, el Departamento de Estado encontró que docenas de ex-oficiales de la agencia y ayudantes de Clinton habían actuado de manera similar con “algunos casos” de información clasificada siendo “introducida inapropiadamente en un sistema no clasificado”.

Asimismo,  la organización Judicial Watch, ha solicitado información sobre el servidor de correo electrónico privado de Clinton durante años y solo recibió algunos documentos a lo largo de sus intervenciones.

Si bien el presidente estadounidense, Donald Trump, autorizó que la información fuera revelada a los ciudadanos esto aún no ocurre, y será Pompeo quien finalmente lo haga, según sus declaraciones. 

El presidente Trump se ha mostrado insistente en la transparencia ante los estadounidenses y con que se haga justicia en este caso.

“Borró 33.000 correos electrónicos, debería estar en la cárcel por eso”, dijo Trump ante el presentador de radio Rush Limbaugh el 9 de octubre.

“Ella los borró, los lavó con ácido y rompió sus teléfonos con un martillo, ¿de acuerdo? Los rompió con un martillo”, enfatizó Trump.

José Hermosa-BLes.com