Redacción BLesLa Cámara de Representantes de Texas aprobó el jueves 6 de abril un proyecto de ley que penalizará a las ciudades más grandes del estado en caso de que eventualmente reduzcan sus presupuestos policiales, sometiéndose a la presión de los sectores izquierdistas que imponen su ideología radical planteando la desfinanciación de las fuerzas de seguridad.

El proyecto de ley 1900, fue impulsado por los representantes estatales republicanos Craig Goldman, Will Metcalf, Greg Bonnen y Angie Chen Button; y el representante estatal demócrata Richard Peña Raymond. El mismo logró su aprobación tras una votación de 91-55.

El proyecto HB 1900 todavía necesita una votación final en el pleno de la Cámara antes de que pueda pasar al Senado, pero todo indicaría que se logrará conseguir los votos necesarios. 

Acorde con la nueva normativa, si la oficina del gobernador determinara que una ciudad con más de 250.000 habitantes dentro del estado de Texas ha recortado los fondos policiales, las autoridades estatales podrían apropiarse de parte de los impuestos de la ciudad y usar ese dinero para pagar gastos del Departamento de Seguridad Pública de Texas. 

A estas ciudades también se les prohibiría aumentar los impuestos a la propiedad o las tarifas de servicios públicos, para evitar que intenten utilizar el aumento para compensar los impuestos redistribuidos por el estado.

Las ciudades solo estarán exentas de la nueva normativa en caso de que la reducción al departamento de policía sea proporcionalmente igual a una disminución general del presupuesto de la ciudad. También pueden obtener la aprobación para recortar los presupuestos de la policía si los gastos de un año fueron más altos debido a los gastos de capital o la respuesta al desastre.

Le recomendamos: MACABRO: El mensaje sexual en un libro de cuentos para niños

Ad will display in 09 seconds

“A medida que los municipios de esta nación están quitando fondos a sus departamentos de policía, están quitando dinero de los presupuestos de la policía y colocándolos en otra parte de los presupuestos de la ciudad, este proyecto de ley asegura que en el estado de Texas, eso no se permitirá”, afirmó Goldman, un representante republicano de Fort Worth, en el piso de la Cámara el jueves, según reportó el Texas Tribune.

El mes pasado, el Senado de Texas ya había aprobado una medida similar con el Proyecto de Ley Senatorial 23, que impediría que los gobiernos locales reduzcan sus presupuestos de aplicación de la ley sin una previa elección que certifique la aprobación de los votantes.

Pero la última iniciativa va aún un paso más allá penalizando cualquier intento de desfinanciar a las fuerzas de seguridad.

El último proyecto de ley se produce luego de la presión ejercida durante más de un año por diversas agrupaciones de extrema izquierda que, mediante protestas violentas en todo el país, pretenden “desfinanciar a la policía”. 

La fiebre por este reclamo nació tras la muerte de George Floyd en Minneapolis el año pasado y el tiroteo fatal de Mike Ramos en Austin, que llevó a esta última ciudad a recortar el presupuesto policial en un tercio aproximadamente.

Se espera que con este tipo de legislaciones que pretenden desarrollar en Texas, se logre poner un freno a esas peligrosas iniciativas izquierdistas que con sus políticas solo apuntan a destruir los cimientos basados en la ley y el orden.

Andrés Vacca– BLes.com