Redacción BLesDurante una entrevista el miércoles por la noche en Fox News, el expresidente Donald Trump manifestó su preocupación por los abundantes informes que revelan efectos adversos severos en niños y jóvenes tras recibir la vacuna contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), por lo que sugirió que no sería necesario vacunar a esa población.

Donald Trump dijo en conversación con Sean Hannity, que estaba preocupado por los informes de jóvenes que sufrieron efectos adversos tras recibir alguna de las vacunas COVID-19 en proceso de experimentación en EE. UU.

Si bien el expresidente insistió en que apoya la campaña de vacunación, aclaró que solo lo hace para aquellos quienes es realmente necesaria, ya sea por edad avanzada o por poseer un estado de salud delicado que podría ponerlo en un riesgo mayor en caso de contraer el virus. 

Las palabras de Trump vienen seguramente a raíz del mensaje enviado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que desde el 27 de mayo recomiendan que todas las personas mayores de 12 años se vacunen contra el virus.  

Según los registros oficiales, unas 600 mil personas fallecieron en Estados Unidos contagiadas con el virus PCCh, de las cuales solo 400 fueron niños y jóvenes. Teniendo en cuenta estas cifras y las denuncias reportadas en base a efectos adversos graves es que Trump sugirió que “dejen de vacunar a los jóvenes”.

“Y, francamente, tenemos suerte de tener la vacuna, pero la vacuna en la gente muy joven es algo que realmente tienes que detener”, aseveró Trump.

“Tener que vacunar a todos los niños en edad escolar, que en un 99,99% no se ven afectados o se ven muy poco afectados, creo que es algo sobre lo que hay que empezar a reflexionar porque creo que es innecesario”.

Le recomendamos: TRUMP ¿podría VOLVER a la CASA BLANCA ANTES de lo que pensábamos?

Ad will display in 09 seconds

Muchos informes, aunque en ocasiones ocultados por los medios hegemónicos de comunicación, respaldan los dichos de Trump. Tal es el caso del especialista alemán en microbiología y epidemiología, Dr. Sucharit Bhakdi, quien enfatizó en los peligros que implica la polémica vacuna contra el virus PCCh cuando es aplicada en niños.

En su análisis publicado en un video el 29 de mayo, las vacunas de todas las marcas hacen que el sistema inmunológico “explote en acción para combatir al virus”, lo que simultáneamente puede disparar la formación de trombos sanguíneos, con efectos que en ocasiones podrían causar la muerte.

“Siempre hemos tenido la profunda preocupación de que esta explosión pone en marcha una reacción en cadena que acelera la formación de coágulos de sangre en sus vasos, coágulos que nadie puede ver, pero que se pueden sentir si se forman en el cerebro”, advirtió Bhakdi.

La semana pasada el periodista Tucker Carlson de Fox News, realizó una grave acusación contra la administración Biden justamente por no estar informando correctamente sobre los riesgos que implica la vacuna contra el COVID, sobre todo por los efectos adversos en niños y jóvenes.

Carlson tomó el caso paradigmático de Israel como ejemplo. El cual se convirtió en una de las primeras naciones en vacunar completamente a su población incluídos los jóvenes. De hecho fue condición estar vacunado para que jóvenes y niños puedan presentarse a rendir exámenes en persona. 

Pero a comienzos de junio los funcionarios de salud de Israel publicaron un informe que preocupó a toda la comunidad científica. El cual muestra que los jóvenes vacunados, sobre todos lo de sexo masculino, están desarrollando en tasas preocupantemente elevadas una inflamación del corazón conocida como miocarditis, lo cual es una complicación potencialmente fatal.

Los investigadores determinaron que la incidencia de miocarditis en hombres jóvenes vacunados fue 25 veces mayor que la tasa habitual. Algunos murieron.  

Estos acontecimientos preocupan a las autoridades locales de sobremanera, de repetirse el mismo patrón que en Israel en Estados Unidos, al menos 150.000 jóvenes estadounidenses podrían desarrollar un trastorno cardíaco potencialmente fatal debido a la vacuna contra el virus PCCh. 

De repetirse esta situación implicaría que los jóvenes sanos tienen mayores probabilidades de resultar perjudicados por colocarse la vacuna contra el virus que de contagiarse con el virus propiamente dicho.

 Andrés Vacca- Bles.com