Redacción BLes– El presidente Trump este lunes en conferencia de prensa anunció que tiene intenciones de suspender el impuesto a la nómina y los desalojos. Ante las demoras en llegar a acuerdos en la cámara sobre estos temas sensibles que requieren solución inmediata, el Presidente Trump podría hacer uso de sus facultades y aplicar una orden ejecutiva.

El asunto de los desalojos es algo que preocupa a toda la dirigencia política y requiere una solución inmediata. En Estados Unidos hay unos 110 millones de personas que viven en hogares alquilados, de los cuales el 20%, 23 millones de personas, corren riesgo de ser desalojados antes del 23 de septiembre, según un estudio realizado por el Proyecto de Defensa contra el Desalojo.

Con los 600 dólares adicionales por desempleo, ahora oficialmente vencidos, unos 24 millones de estadounidenses dicen que tienen pocas o ninguna posibilidad de poder pagar el alquiler del próximo mes, según una encuesta realizada por la  Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Ante esta situación el Presidente Trump se mostró determinante y cuando le preguntaron al respecto respondió: “Mucha gente será desalojada, pero lo detendré porque lo haré yo mismo si es necesario”, dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca. “Tengo muchos poderes con respecto a las órdenes ejecutivas, y lo estamos viendo muy en serio en este momento”.

Además, señaló que las personas que son desalojadas a menudo van a refugios para personas sin hogar donde podrían estar en mayor riesgo de contraer COVID-19.

El presidente Trump aprovechó la pregunta que le hicieron para recordar que los desalojados no son delincuentes sino víctimas. Si hoy no pueden afrontar el pago de sus obligaciones no es por su culpa necesariamente, sino por el virus del PCCh que castigó la economía del mundo y de los Estados Unidos. “No es su culpa, es culpa de China. No es culpa de nadie, es culpa de China”, sentenció.

Del mismo modo, el presidente Trump sugirió que podría usar su autoridad ejecutiva para reducir los impuestos sobre la nómina, una propuesta que ha defendido desde el comienzo de la crisis económica inducida por el virus, pero que ha obtenido poco apoyo sobre todo de los demócratas.

“También puedo hacerlo a través de una orden ejecutiva, así que hablaremos de eso”, dijo el presidente Trump.

Ley Héroes VS. Ley Heals

Los líderes demócratas y los negociadores de la Casa Blanca están desarrollando fuertes negociaciones por conciliar las diferencias entre la Ley HÉROES aprobada por la Cámara de 3.500 millones de dólares y la Ley HEALS de 1.000 millones presentada por los republicanos del Senado la semana pasada.

Ambas partes están bajo una presión cada vez mayor para llegar a un acuerdo, teniendo en cuenta que hace unos días ya expiró la ayuda extra de 600 dólares para desempleados, lo que representa un duro golpe financiero para los millones de estadounidenses que perdieron sus empleos durante la pandemia.

Ambas partes siguen en desacuerdo con algunos de los puntos más críticos, incluida una extensión de la ayuda extra por desempleo y la ayuda para los inquilinos que enfrentan el desalojo, dos problemas que Trump dijo que va priorizar en la próxima ronda de ayuda, independientemente de si llegan a un acuerdo entre demócratas y republicanos o no.

“Queremos trabajar en los desalojos para que las personas no sean desalojadas. Trabajaremos en los pagos para la gente ”, dijo Trump la semana pasada. “Y el resto, estamos tan separados que no nos importa. Realmente no nos importa. Queremos cuidar a la gente “.

Andrés Vacca-BLes.com