El ex mandatario informó que demandará a CNN por su cobertura difamatoria de sus afirmaciones sobre el fraude electoral de las elecciones del 2020.

El ex presidente Donald Trump emitió un comunicado el miércoles contando que notificó a CNN sobre su intención de presentar una demanda contra ellos, citando “repetidas declaraciones difamatorias” en su contra.

La notificación se produjo casi una semana después de que el equipo legal de Trump enviara una carta a las autoridades de CNN el pasado 21 de julio solicitando la retractación de “numerosos artículos y transmisiones televisadas” dentro de los siguientes 10 días. Como CNN no lo hizo, Trump avisó que procederá con su demanda judicial.

“También iniciaré acciones contra otros medios de comunicación que me han difamado y defraudado al público con respecto a la abrumadora evidencia de fraude durante las elecciones de 2020”, escribió el ex mandatario republicano. “¡Nunca dejaré de luchar por la verdad y por el futuro de nuestro País!“.

Según el equipo legal republicano, CNN trató de “mentiroso” a Trump, pero los comentarios del expresidente no pueden considerarse mentiras, ya que “subjetivamente cree que los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 generaron una actividad electoral fraudulenta en varios estados clave“.

El medio de Warner Bros. Discovery también acusó falsamente a Trump de ser un “operativo ruso“, lo acusó de “racista“, “misógino“, “homofóbico“, “xenófobo“, “islamófobo“, y aseguró que “llamó públicamente a una insurrección“, aunque nunca lo hizo.

CNN hizo esto no solo en sus editorales (de opinión) si no que en sus programas informativos, por lo que no solo los periodistas que dijeron eso son responsables legalmente de la difamación, si no que también el canal.

En Estados Unidos, para que la difamación sea punible, debe ser probado que la acusación es mentira, por lo que el equipo legal de Trump deberá probar en ante un jurado que el líder republicano no es nada de lo que se lo acusó.

Fuente: La Derecha Diario