La Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso peruano declaró persona non grata al expresidente boliviano por su “negativo activismo político en Perú”, pero él prefirió insinuar que la decisión forma parte del “racismo”

“Por su negativo activismo político en Perú y su evidente injerencia e intromisión en la agenda política, social y económica del gobierno del Perú, en claro perjuicio de los intereses del pueblo peruano”, el expresidente socialista de Bolivia, Evo Morales, es persona no grata en el país inca.

La Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, presida por Ernesto Bustamante, diputado de Fuerza Popular, considera que Morales interfiere en “temas sensibles que dividen a la población peruana como la conformación de una Asamblea Constituyente para refundar al país, la estatización de los recursos naturales, la implementación de políticas que llama antiimperialistas, la nacionalización de los hidrocarburos y la separación de territorios quechua y aymaras».

En el documento divulgado a través de la cuenta de Twitter de la mencionada Comisión se cuestiona a Evo Morales por manifestarse en contra de organizaciones de apoyo internacional como la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Incluso señala que utiliza sus visitas para promover la ampliación de los cultivos de coca. Son tres los viajes que ha hecho Morales a Perú desde que Castillo asumió la Presidencia.

El rechazo a su figura ocurre además ante el anuncio de una reunión entre el 20 y 21 de diciembre en Cusco con la plataforma regional llamada Runasur, sin que exista justificación para dicho auspicio.

Entrada prohibida

La solicitud de la Comisión de Relaciones Exteriores “a las autoridades competentes” –ministerios de Interior y Defensa– incluye prohibir el ingreso de Evo Morales a territorio peruano.

Sin embargo, la petición salpica al presidente Pedro Castillo, quien le tiene abierta desde agosto una invitación para, incluso, conocer Chota –su pueblo natal– y junto al fundador del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón –sentenciado por corrupción– auspician sus tres visitas para organizar un referendo que permita elaborar en nueva Carta Magna. En redes sociales presumen los encuentros.

Pero ambos contrarían al país. Una encuesta de Instituto Público de Sondeos de Opinión (Ipsos) arroja que 80 % de los peruanos considera que el expresidente de Bolivia no tiene derecho a participar en la política peruana porque es un político extranjero.

Además, Evo Morales los ignora y cruza los límites entre Perú y Bolivia sin obstáculos, a pesar de que la Organización de Estados Americanos (OEA) ratificó su denuncia sobre una “manipulación dolosa de datos” en las elecciones en Bolivia para beneficiarlo con la reelección en octubre de 2019 que posteriormente llevó a su renuncia y exilio.

El exministro del Interior, Rubén Vargas, cree “sin duda” que Castillo asume una ruta boliviana para acrecentar sus bases sociales, revela Los Tiempos.

La falsa excusa del racismo

“Bolivia y Perú son hermanos con lazos históricos e inquebrantables de lucha por dignidad y soberanía, p.ej. en tiempos de confederación Perú-Boliviana. Unidad y solidaridad están por encima de alguna declaración de un grupo de congresistas, esperamos que no sean parte del racismo”, refutó Morales en su cuenta de Twitter, intentando adjudicar la decisión a una supuesta discriminación racial.

Es su discurso desgastado de siempre para sortear acusaciones en su contra. En 2019 lo usó para esquivar la decisión del Congreso del Estado de Aguascalientes de México, que también lo declaró “persona non grata” por asilarse en el país. Si esta vez no tiene claras las razones, el diputado Ernesto Bustamante viajara a Bolivia para dejárselas saber. Así lo anunció en su cuenta de Twitter.

En Bolivia, el expresidente Carlos Mesa considera que de nuevo la “patria es humillada internacionalmente por la actuación de Evo Morales, el dictador prófugo, que se burla de los pueblos hermanos, no respeta la soberanía de los Estados y sigue mintiendo sobre el falso golpe para blanquear su fraude”.

Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.