El presidente de Argentina, Alberto Fernández, retrocedió sus dichos sobre su par chileno Sebastián Piñera, luego que declarara que “metió presas a 2.500 personas y nadie dijo nada”, haciendo una comparación de las protestas en Chile desde el 18 octubre y la represión del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Pero el jueves en la noche, en una entrevista con el canal Todo Noticias, el mandatario argentino reculó en sus dichos sobre Piñera y declaró que no trató de realizar una comparación entre lo que sucede en Chile y Venezuela.

“Yo no creo que el gobierno de Piñera sea un régimen autoritario como el de Maduro”, dijo el mandatario argentino en una entrevista a un canal argentino.

El gobernante explicó que no trató de comparar las situaciones de ambos países y expresó que su comentario no apuntaba a lo que ocurría en Chile, sino al trato -que a su juicio- diferente que da la prensa a las crisis.

“No quise meterme en la vida de Chile, solo quería demostrar que en la Argentina se mide con distintas varas”, agregó.

También volvió a cuestionar al régimen de Maduro y afirmó que condenaría las violaciones a los Derechos Humanos en cualquier situación.

Las palabras de Fernández habían iniciado una pequeña polémica con la Cancillería chilena, que emitió un comunicado pidiendo al jefe de Estado de Argentina que no se involucrara en asuntos locales de Chile.

“Yo me acordaba días atrás, cuando recibí a las organizaciones de derechos humanos venezolanas, en 2013, cuando (Nicolás) Maduro, después de una manifestación apresó 800 personas. (Sebastián) Piñera metió presas a 2.500 personas y nadie dijo nada”, fueron las palabras de Fernández hace algunos días.

Fuente: BioBiochile.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds
Categorías: América Argentina

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.