Redacción BLes – El gobernador de Florida, Ron DeSantis, advirtió el lunes que cualquier ciudad o condado del estado que obligue a los empleados a vacunarse será multado con 5.000 dólares.

A principios de este año, DeSantis firmó una legislación que impedía a los negocios exigir a los clientes que mostraran una prueba de vacunación contra el coronavirus. El gobernador afirmó que la norma también se aplicaba a los gobiernos locales que intentaran imponer mandatos de vacunación a su personal, informó National Review.

“Si una agencia gubernamental en el estado de Florida obliga a vacunarse como condición para el empleo, eso viola la ley de Florida, y se enfrentará a una multa de 5.000 dólares por cada violación”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa en el condado de Alachua el lunes 13 de septiembre. “Eso es millones y millones de dólares potencialmente en multas”.

DeSantis dijo que vacunarse es una “decisión personal sobre la salud individual” que debe ser tomada por los propios empleados.

“Vamos a defender a los hombres y mujeres que nos sirven, vamos a proteger los puestos de trabajo de Florida, no vamos a permitir que la gente sea despedida por un mandato de vacunas”, dijo DeSantis.

DeSantis dejó en claro que se opone a los mandatos relacionados con el coronavirus, incluidos los de las vacunas y las mascarillas. En julio, el gobernador también firmó una orden ejecutiva que prohíbe a los distritos escolares exigir a los estudiantes que lleven mascarillas en clase, aunque la orden se enfrentó a numerosos desafíos en los tribunales.

Los empleados de algunos gobiernos locales, como el condado de Orange y la ciudad de Gainesville, están obligados a ponerse la vacuna COVID-19, según NBC Miami.

La portavoz de Gainesville, Shelby Taylor, dijo que la ciudad mantiene su decisión.

“Creemos que, como empleador, mantenemos el derecho a exigir la vacunación como condición de empleo”, dijo Taylor en un correo electrónico.

Dawn – BLes.com