Redacción BLes– Según informaron los medios locales como Fox23 News, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció el martes que levantará la prohibición estatal que impide las visitas a hogares de ancianos. La medida fue adoptada para evitar los contagios del virus del PCCh en grupos de riesgo, y desde marzo impide a las personas mayores que allí se encuentran tomar contacto con sus familiares y seres queridos.

En una conferencia de prensa y con la voz quebrada por la evidente emoción, el gobernador dijo: “Parte de tener una sociedad saludable es comprender que los seres humanos buscan afecto”, y agregó: “Muchas personas comprenden que tienen seres queridos que se encuentran en la última etapa de su vida. No exigen un milagro médico. No tienen expectativas poco realistas. Solo les gustaría poder decir adiós o abrazar a alguien, así que… fue, ya sabes… “

Según informó durante la conferencia el gobernador DeSantis, la decisión fue tomada siguiendo las recomendaciones de un grupo de trabajo avocado a los hogares de ancianos. La prohibición fue levantada horas después mediante una orden ejecutiva.

Lógicamente las visitas tendrán ciertas restricciones que deberán cumplirse. Las visitas podrán ingresar de a dos a la vez como máximo, usando tapabocas o máscara de protección. Y las instalaciones tendrán que pasar al menos 14 días sin nuevos casos de virus del PCCh, ni el personal ni los residentes podrán registrar contagios, para autorizar las visitas.

Cerca del 62 por ciento de las instalaciones de hogares de ancianos en Florida no han tenido un nuevo caso de coronavirus desde el 11 de agosto. El dato fue brindado por Mary Mayhew, directora de la Agencia para la Administración de la Atención de la Salud del estado, quien dirigió el grupo de trabajo que acompañó al gobernador.

El punto que generó más polémica entre la mesa de trabajo fue el que respecta al contacto físico entre los ancianos y sus familiares. Se dieron fuertes debates entre los expertos en salud del grupo y un defensor de las familias. 

El grupo de trabajo finalmente acordó que se permitiría sólo a los cuidadores esenciales, no a cualquier visita, tocar y abrazar al ser querido. Sin embargo algunos miembros, incluido el Dr. Scott Rivkees, Cirujano General de Florida, expresó en varias oportunidades su preocupación y desacuerdo.

Si bien hubieron algunas discrepancias respecto del contacto físico, todas las partes coincidieron en lo terrible que ha sido el aislamiento para los residentes, que llevan casi seis meses sin ver a sus seres queridos.

La miembro del grupo de trabajo Mary Daniel fue una de las que más defendió la postura de devolverles a los residentes el contacto con sus seres queridos. Según dijo, los ancianos están muriendo de soledad. Daniel tomó un trabajo de medio tiempo como lavaplatos solo para poder visitar a su esposo, que tiene Alzheimer.

Según informó Fox News otros estados también comenzaron a recibir visitas en los hogares de ancianos, tal es el caso de Nueva York aunque con un régimen mucho más estricto.

El gobernador de Nueva York, Andew Cuomo, anunció que los hogares de ancianos en su estado pueden permitir visitas limitadas sólo si pasaban 28 días sin un caso de virus. Y por otro lado, solo el 10% de los residentes de cada instalación pueden recibir visitas por día y solo dos personas están autorizadas a visitar a un residente a la vez.

Una agrupación de personal médico y administradores de varias instalaciones de hogares para personas mayores, instaron al gobernador Cuomo el martes, a revisar la regla de los 28 días, argumentando que el aislamiento social y la soledad que están sufriendo los ancianos durante la pandemia, empeoraron todos los problemas que habitualmente sufren en esos lugares.

Andrés Vacca – BLes.com