Redacción BLes– La firma Dominion Voting System es acusada de un gigantesco fraude electoral en EE. UU., no obstante, no paran sus controvertidas actuaciones, recientemente uno de sus técnicos borró los datos almacenados en la máquina del condado de Fulton, Estado de Georgia.

El caso ocurrió cuando el servidor móvil de Dominion dejó de funcionar a pesar de haberse comprado recientemente, por lo que se llamó a uno de sus técnicos. 

“Se han enviado técnicos de Dominion para resolver el problema”, dijeron los funcionarios del condado de Fulton, quienes también avisaron a la oficina del secretario de Estado, de acuerdo con The Gateway Pundit del 30 de noviembre. 

“La oficina del Secretario de Estado de Georgia también ha sido alertada sobre el tema y está al tanto de los esfuerzos para resolver el problema”, comunicaron los funcionarios. 

Por su parte el representante Barry Loudermilk, republicano de Georgia, dijo que además de que el servidor se descompuso, los datos fueron borrados por el empleado del condado de Fulton, aparentemente por error, informó The Gateway Pundit, citando a Newsmax. 

Los casos se multiplican cada día y requieren de mayor atención. 

Hoy el presidente estadounidense, Donald Trump, comunicó que un juez ordenó en Nevada  la auditoría del sistema utilizado para el conteo de los votos, lo que en principio sería muy alentador en la búsqueda de transparencia electoral. 

“Un juez de Nevada ordenó a los funcionarios del condado de Clark que permitan una inspección del equipo electoral y los contenedores sellados utilizados en las elecciones del 2020 antes de la 1:00 p.m. de mañana [2 de diciembre]”, tuiteó el presidente Trump.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1333637865255923712  

Sin embargo, uno de los fieles seguidores de Trump, el usuario de Twitter @CodeMonkeyZ, se apresuró a ofrecer su asesoría en previsión de que no se presentaran intervenciones no deseadas que posiblemente obstruyan la verdad, como ocurrió en Fulton.

“¿Quién realiza la inspección? Contáctame lo antes posible y te daré una lista de cosas que debes buscar”.

Y, de hecho, la cantidad de información a revisar y a tener en cuenta es de dimensiones tan abrumadoras, luego de se obtuvieran más de 150 millones de votos, que es muy difícil coordinar un equipo humano que pueda atender todos los casos.

Es aquí donde aparecen los estadounidenses con un alto sentido patriótico dispuestos a ayudar, como es el caso de @CodeMonkeyZ, quien incluso coordina a quienes quieren participar activamente en la defensa de sus derechos electorales.

“Siga el #DominionWatch hashtag para actualizaciones, transmisiones en vivo y comunicación entre personas en el terreno en las instalaciones de almacenamiento de Dominion en Georgia”, tuiteó este patriota al que unieron otros ciudadanos con el ánimo de ayudar.

“Necesitamos mantener transmisiones en vivo constantes y personas en el terreno mirando durante aproximadamente 10 días en tres ubicaciones”, programó con sentido de liderazgo.

No basta con que el equipo legal de Trump descubra los casos fraudulentos ocurridos en el proceso electoral, ni con que presenten las demandas y que los jueces hagan justicia, si las personas interesadas en el engaño siguen cometiendo sus delitos.

El 29 de noviembre el Juez Timothy Batten, tras muchas vacilaciones, prohibió “la alteración, destrucción o borrado de cualquier software o datos en cualquier máquina de votación de Dominion”, de los condados de Cobb, Gwinnett y Cherokee, lo que al parecer no se está cumpliendo.

Un usuario de Twitter mostró que, aparentemente, Dominion está transportando las máquinas del condado de Gwinnett, según @MattJohnson.

Johnson despertó una ola de personas entusiasmadas dispuestas a apoyarlo, con café, mantas, cargadores para el celular y otros suministros para que siguiera sus labores de vigilancia sobre los movimientos de los camiones de Dominion.

José Hermosa – BLes.com