El presidente de Ecuador pone en práctica una nueva política comunicacional basada en la interacción voluntaria a través de las redes sociales y elimina las cadenas de televisión que interrumpían los programas favoritos de los ecuatorianos

Con un gran talante democrático, moderno y convertido en un presidente para las generaciones Y y Z avanza Guillermo Lasso frente al Ejecutivo en Ecuador, al dejar atrás las cadenas de radio y televisión para apostar por las redes sociales como los canales con prioridad de su gestión.

Lo decidió para que quien tenga la “voluntad” de ver sus actividades se conecte. Sencillo. Sin obligaciones. Con un video de un breve paneo de su despacho en el Palacio de Carondelet, el mandatario ratificó que no interrumpirá novelas, noticieros ni los programas favoritos de los ecuatorianos.

A cambio, ensayará una nueva política de comunicación donde priorizará las redes sociales, multiplicará las vocerías de los miembros del gobierno y además venderá los medios incautados por el correísmo para «evitar que sean instrumentos de comunicación de una sola verdad”, informó el secretario de Comunicación, Eduardo Bonilla.

Una decisión con sentido

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, de 41 años, y Nayib Bukele, de 39 años, al frente de El Salvador, figuran en la lista de mandatarios con esta tendencia mediática. Alvarado mantiene un estilo más formal, utilizando más Facebook como medio de comunicación que Twitter; mientras que Bukele incendia con más frecuencia la plataforma de Jack Dorsey para exaltar su gestión.

Lasso irrumpe con 65 años y tiene condiciones a favor. En Ecuador hay 14.300.000 usuarios de internet y de ellos, 14.000.000 mantienen cuentas en redes como Facebook, WhatsApp e Instagram. Datos del informe ‘Ecuador Estado Digital 2021’ apuntan a que Quito y Guayaquil son las dos ciudades con más usuarios en redes sociales. Entre las dos acumulan 27 % de la población activa en redes. Y en todo el país, 78,7 % usa estas plataformas a diario.

Según el estudio, que analiza los datos de enero de 2020 a enero de 2021, Facebook, Instagram, TikTok y Twitter son las aplicaciones más populares en Ecuador y un usuario pasa 19 minutos por día en Facebook y revisa 8,83 páginas por visita. Es la red social que más tiempo capta de los ecuatorianos, seguida de YouTube.

Una estrategia extendida

Intensificar el contenido en las redes sociales pero ahora desde el Ejecutivo es una extensión de la estrategia de campaña de Lasso para ganar las elecciones y para ello ha consolidado un equipo encabezado por los consultores Juan Mateo Zúñiga, exjefe de campaña de Xavier Hervas, y Gabriel González, consultor conocido como ‘Crudo Ecuador’. Ambos lideraron la campaña creativa del mandatario en el balotaje contra el correísta, Andrés Arauz.

También cuenta con Liz Calderón, una joven de 19 años, encargada del manejo de historias en Instagram, y una empresa mexicana que monitoreó el desarrollo en las redes.

Juntos investigaron los intereses de los electores. La respuesta fue sencilla: los ecuatorianos estaban cansados de los partidos políticos y de una campaña de confrontación. Ante un país dividido entre la derecha y el correísmo, una de las mayores variables era la unidad.

El monitoreo arrojó que la sociedad responsabilizaba a los políticos por el clima de confrontación e identificaba ese problema como la causa para no conseguir el desarrollo.

Con el panorama al descubierto, Lasso decidió separarse de sus aliados socialcristianos –la imagen desapareció hasta de la propaganda electoral– para lanzar la campaña Ecuador del encuentro, un enfoque bidireccional en el que el candidato escuchó más y hablaba menos sobre unir el país sin distinciones étnicas ni regionales.

Bajo ese mismo enfoque de inclusión, Lasso convoca a quienes no votaron por él y lo muestra en Twitter donde acumula 890.000 seguidores.

Con estilo

Lasso sorprendió a Ecuador con su aparición en la red social Tik Tok la noche del 25 de febrero de 2021 con un paso a ritmo del tema Bad, de Michael Jackson. Ya tiene más de 350.000 “me gusta”.

Así impuso un estilo auténtico con sus zapatos rojos. En sus aciertos, destaca la popularización del hashtag #AndrésNoMientasOtraVez en alusión a una frase que dijo durante uno de los debates presidenciales como parte de las actividades de campaña.

Ya tiene la experiencia y la afina. Domina conversaciones con jóvenes en transmisiones de Instagram, Facebook y TikTok. También graba varios videos donde detalla sus propuestas y anuncia sus planes más próximos.

También le recomendamos: Los protocolos de los sabios de Sion | ¿El plan de la Élite para establecer un Nuevo Orden Mundial? (Video)

Ad will display in 09 seconds

Habla sobre la minería, cuidado de mascotas, feminicidios, derechos de la mujer y hasta apoya la consulta popular para proteger el Parque Nacional Yasuní, aquella que no se pudo realizar durante el gobierno del expresidente izquierdista Rafael Correa.

“Ha tenido sus resultados en la población ecuatoriana menor de 40 años, y esto ha hecho que sí tenga un mayor alcance”, señala El Universo.

Para atraer a la población de 18 a 25 años, con aspiraciones laborales, educativas y emprendedoras creó tres líneas de WhatsApp e invitó a 20000 personas a que sean parte de la campaña, compartiendo el manual del voluntario. El esfuerzo tuvo su recompensa y Lasso es ahora un mandatario milenial.

Gabriela Moreno – Panampost.com