Varias industrias de Estados Unidos dedicaron sus instalaciones a la producción de suministros médicos para mitigar la escasez de estos, a causa de la pandemia del virus del PCCh (coronavirus).

Una de ellas es la conocida fábrica de almohadas y ropa de cama MyPillow, que ahora dedica el 75% de su capacidad a producir máscaras faciales para la protección del personal sanitario en los hospitales de todo el país, así lo anunció el 24 de marzo en un tuit.

“¡MyPillow se complace en anunciar que ahora estamos fabricando máscaras faciales para los hospitales de todo el país!”, publicó en su anuncio. Los productos no estarán disponibles para la venta al público.

Esta empresa calcula que pasará de producir 10.000 unidades diarias a 50.000 próximamente, según Fox 9.

Mike Lindell, el fundador de la empresa es seguidor del presidente estadounidense Donald Trump, quien felicitó a las empresas de su país por la solidaridad mostrada al incorporar en su producción los suministros que se requieren, para atender las necesidades de los ciudadanos en esta crisis sanitaria.

Por su parte, Ford Company orientó parte de su capacidad a la producción de ventiladores, respiradores, protectores faciales y máscaras.

“Como el mayor productor de vehículos de América y el principal empleador de trabajadores del automóvil, Ford está dispuesto a ayudar a la administración de cualquier manera que podamos, incluyendo la posibilidad de producir ventiladores y otros equipos”, dijo Ford recientemente.

Asimismo, Stuart Carlitz, el presidente y director general de la compañía de colchones Eclipse International compartió la decisión de producir máscaras faciales, en apoyo a las necesidades registradas en el estado de Nueva York.

“Mi primer pensamiento fue que es realmente terrible que la gente aproveche este tiempo para obtener beneficios”, expresó Carlitz luego de escuchar al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, hablando sobre los altos precios que le cobraban por las máscaras.

Su producción será donada a un hospital en New Brunswick, Nueva Jersey, estado donde se ubica la sede de la empresa, según Fox News.

Otras de las compañías que también fabricarán máscaras son: la Compañía de Manteles en Paterson, N.J., la compañía de delantales Hedley & Bennett, Hanes, Los Angeles Apparel, Michael Costello y Karla Colletto Swimwear.

Adicionalmente, para combatir el impacto económico causado por la pandemia del Virus CCP (Coronavirus de Wuhan), el Senado de los Estados Unidos aprobó el 25 de marzo un proyecto de ley que crea un fondo de 2 billones de dólares.

A pesa de la urgencia para disponer de esos recursos la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, demócrata por California, dijo que es poco probable la rápida aprobación en la corporación que dirige.

“Eso no va a funcionar”, dijo a los periodistas. “Los republicanos nos han dicho que eso no es posible por su parte. …lo que me gustaría ver… porque esto es un billón de dólares, me gustaría ver un buen debate en la sala”.

En Estados Unidos se registran ya 54.453 infectados y un total de 737 muertes causadas por el virus del PCCh.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: ¿Por qué el primer año de la presidencia de Donald Trump es considerado un hito histórico?

videoinfo__video2.bles.com||b6284fcbc__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.