Redacción BLes – El presidente de la Universidad de Princeton, Christopher Eisgruber,  afirmó que “los supuestos racistas” están “incrustados en las estructuras de la propia Universidad”, según una carta abierta que publicó a principios de este mes. 

Las declaraciones de Eisgruber hacen que la Oficina de Educación Postsecundaria del Departamento de Educación, inicie una investigación sobre este tema, de acuerdo con el Washington Examiner del 17 de septiembre”.

De ser probadas como ciertas las acusaciones del supuesto racismo, Princeton habría violado el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964, en razón del cual estuvo recibiendo decenas de millones de dólares de fondos federales.

El Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964, estipula que “ninguna persona en los Estados Unidos será excluida, por motivos de raza, color u origen nacional, de la participación en, se le negarán los beneficios de, o será objeto de discriminación en cualquier programa o actividad que reciba asistencia financiera federal”.

El supuesto racismo que se ejerce en Estados Unidos es atacado por los disturbios violentos que causan daño en muchas ciudades de EE. UU., desde el 25 de mayo, cuando murió el afroamericano George Floyd, mientras estaba bajo arresto.

Un estudio reciente señala que en el 91% de las manifestaciones realizadas desde entonces, participó el grupo marxista Black Lives Matters (BLM).

No obstante sus reclamaciones, el líder del movimiento “antirracista” BLM, Yusra Khogali, manifiesta su odio hacia los blancos a través de los medios sociales.

“Las personas blancas son producto de defectos genéticos recesivos. Esto es un hecho”, expresó Khogali por las redes sociales, según Washington Times. 

“La gente negra, simplemente a través de sus genes dominantes, puede literalmente acabar con la raza blanca si tuviéramos el poder de hacerlo”, afirmó Khogali  en comentarios que fueron eliminados después. 

Asimismo, ​el afroamericano rapero y personalidad de radio y televisión estadounidense, Nick Cannon, también expresó comentarios polémicos sobre el racismo. 

Cannon dijo que los blancos son “un poco menos”, que están “más cerca de los animales” y que son los “verdaderos salvajes”.

Los miembros del movimiento BLM son muy criticados por sus ideologías marxistas, en la que la lucha y la violencia están profundamente arraigadas, y predominan en sus expresiones y manifestaciones.

Por su parte, la activista afroamericana conservadora, Candace Owens, consideró a BLM como un caballo de Troya diseñado para alterar permanentemente la sociedad americana. 

“Black Lives Matter es un movimiento marxista disfrazado de disturbios raciales. Estos matones están dando ultimátum a las empresas y escuelas: Haz lo que decimos, o te quemamos”, tuiteó Owens.  

“Estas ‘demandas’ fueron publicadas por los marxistas en la Universidad James Madison. Luchamos ahora, o perdemos a América por el comunismo violento”, agregó Owens. 

José Ignacio Hermosa – BLes