Steve Bannon reveló que científicos del cuestionado laboratorio de Wuhan comenzaron a desertar y colaboran actualmente con los servicios de inteligencia que investigan el origen del virus PCCh (Partido Comunista chino).

Uno de los principales asesores de la campaña electoral del presidente Donald Trump de 2016, dijo al Daily Mail que los científicos del Instituto de Virología de Wuhan, han desertado hacia Occidente y  están cooperando con agencias de inteligencia en Estados Unidos, Europa y Reino Unido. Las mencionadas agencias han estado reuniendo evidencia para desafiar la afirmación del PCCh, de que la pandemia se originó en un mercado y no en el polémico laboratorio.

Steve Bannon dijo: “Creo que ellos (las agencias de espionaje) tienen inteligencia electrónica y han hecho un inventario completo de quién ha brindado acceso a ese laboratorio. Creo que tienen pruebas muy convincentes”, también agregó: “La gente alrededor de estos laboratorios ha estado saliendo de China y Hong Kong desde mediados de febrero. La inteligencia estadounidense junto con el MI5 y el MI6 [servicios de inteligencia del Reino Unido] están tratando de construir un caso legal muy completo, lo que puede llevar mucho tiempo… No es como James Bond”, ironizó Bannon. 

Según señaló, los científicos estuvieron haciendo experimentos para los que no estaban completamente autorizados o bien no sabían lo que estaban haciendo, y de alguna manera, ya sea por un error involuntario o no, alguna de estas cosas salió de allí. El FBI estaría avanzando en una investigación basada en que la pandemia mundial fue causada por una filtración, justamente de este instituto de virología en Wuhan. 

Para el exasesor del presidente Trump, el suceso en cuestión tiene algunas semejanzas con lo sucedido en Chernobyl, cuando en 1986 ocurrió un accidente nuclear. “Esencialmente, los chinos tenían un Chernobyl biológico en Wuhan, pero el centro de gravedad, la Zona Cero, estaba alrededor del laboratorio de Wuhan. Y al igual que Chernobyl, también tuvo el encubrimiento del aparato estatal, que sólo se informa a sí mismo y se protege”, dijo Bannon.

Luego agregó: “Independientemente de si salió del mercado o del laboratorio de Wuhan, las decisiones posteriores del partido comunista chino los declaran culpables de asesinato premeditado”.

Cabe destacar que Taiwán, el 31 de diciembre de 2019, denunció formalmente en la Organización Mundial de la Salud, que estaba en conocimiento de que había una especie de epidemia proveniente de Wuhan. Por el contrario, el PCCh y la OMS decidieron esconder esa información, impidiendo que el mundo entero pueda tomar medidas a tiempo e impedir la expansión del virus. 

Finalmente Bannon no se mostró para nada optimista en miras al presente y futuro: “Estamos ante la crisis más extraordinaria de la historia moderna de Estados Unidos, más que Vietnam, la Guerra Fría, incluso más que la Segunda Guerra Mundial. Una pandemia global y un infierno económico. No tengo fe en la OMS, los líderes deben enfrentar cargos criminales y ser detenidos”.

Hasta el momento la teoría más difundida sobre el origen del virus, decía que este partió de un murciélago contaminado en el mercado de Wuhan, y que desde allí pasó el hombre. Sin embargo, ya son muchas las denuncias e investigaciones que se están desarrollando en todo el mundo, que parten de la teoría de que el virus salió del laboratorio de Wuhan, tal como indica Steve Bannon. 

La administración del presidente Trump es ferviente defensora de ésta última teoría que responsabiliza al régimen chino y a sus intereses ocultos del desastre mundial. Incluso sus principales funcionarios se manifestaron en repudio al PCCh, tal es el caso de Mike Pompeo (secretario de estado) quien dijo en entrevista a ABC: “hay una enorme cantidad de pruebas de que el virus comenzó en el Laboratorio de Wuhan (…) China hizo todo lo posible para asegurarse de que el mundo no se enterara a tiempo, fue un clásico esfuerzo de desinformación comunista”, sentenció.

Andrés Vacca – Bles.com