Pedro Castillo propone reformas abiertamente socialistas y cuenta con el apoyo de Evo Morales. Frente a ello, Rafael López Aliaga advierte que Castillo “va a destruir el país” pero solo “sobre su cadáver”

En la segunda vuelta electoral en Perú se enfrentarán Keiko Fujimori y Pedro Castillo. Por su parte, Rafael López Aliaga, quien ocupó el tercer lugar en la primera vuelta y quedó fuera de la contienda, anunció su respaldo a Fujimori y declaró a Castillo su enemigo a muerte.

El excandidato presidencial de Renovación Popular, Rafael López Aliaga, advirtió que el candidato del partido Perú Libre, Pedro Castillo, “va a destruir el país sobre mi cadáver. Castillo tiene en mí a un enemigo a muerte”.

López Aliaga obtuvo la mayoría de sus votos en las zonas de mayor poder adquisitivo de Lima. Por lo cual su misión en la segunda vuelta electoral será llegar a las regiones más populares para advertir sobre el peligro del triunfo de Castillo, un hombre abiertamente socialista que cuenta con el respaldo de Evo Morales y quien pretende aplicar métodos de Rafael Correa, expresidente de Ecuador, hoy prófugo de la justicia.

“Voy a ir a explicar, voy a ayudar al Perú. Este voto no es por Keiko Fujimori, sino por si queremos ser potencia mundial o una dictadura”, anunció.

Le recomendamos:

Castillo alimentó su voto antagonizando a los ricos y pobres, sembrando no una visión de aspirar a la riqueza y salir de la pobreza, sino al estilo chavista, quitar a los ricos para dar a los pobres e incluso expropiar hasta el 80 % de las ganancias de las empresas extranjeras. Por lo cual López Aliaga dijo que Recorrerá las regiones del interior del país mediante una “caravana” para “explicar” en qué consiste “el comunismo” que “propone Pedro Castillo”.

“Empezaré a viajar la siguiente semana a las regiones que me apoyaron para agradecer. Yo voy a ir a explicar, justamente, a las regiones más pobres del país, las que me han atendido con más cariño, qué es el comunismo que propone Castillo”, exclamó.

Contra la pobreza y la expropiación que promueve el socialismo

Son precisamente las clases populares las más afectadas por estas políticas. El 96 % de los venezolanos vive en la pobreza. El hambre y la persecución son un flagelo que empujó a 5,5 millones al exilio.

Viendo lo que sucede en Cuba y Venezuela, donde la expropiación de la empresa privada convirtió al Estado en una tiranía, López Aliaga indicó que su voto será en favor de que el Perú no sufra lo mismo.

“Voy a ayudar al Perú (…) mi voto es para no ser una dictadura. Lo que quiere este señor (Pedro Castillo) es repartir pobreza”, señaló.

Apenas días antes de las elecciones en Perú, Sendero Luminoso, la agrupación terrorista de inspiración marxista, mató a una familia de campesinos.

Frente a esta amenaza, Perú tiene la opción de elegir entre quienes combatirán el terrorismo y quienes comparten sus ideas.

Mamela Fiallo Flor – panampost.com