Redacción BLes– Desfiles de barcos repletos de banderas y con gente con máscaras de Trump, filas de decenas de cosechadoras con banderas de Trump 2020, largas filas de camiones y murales pintados en fardos de heno, son solo algunas de las originales formas que los seguidores del presidente Trump encontraron durante los últimos meses para brindarle su apoyo en las próximas elecciones.

Estos desfiles de Trump, ya sea en bote, camioneta o tractor, se convirtieron en un clásico entre los seguidores del presidente Trump, quienes parecieran disputar una competencia de originalidad. 

En un año particular protagonizado por la pandemia provocada por el virus del PCCh, las tradicionales muestras de apoyo a los candidatos en las calles, no fueron posible. Por lo tanto los seguidores, debieron utilizar al máximo su imaginación para poder hacer llegar de algún modo su apoyo a los candidatos. Sin duda, en esta carrera los seguidores de Trump llevan una gran ventaja. 

En septiembre un desfile de barcos en Nueva Jersey en apoyo de Trump convocó a miles de barcos de todo tipo en una particular y masiva convocatoria.

Chris Molla, organizador del evento, en comunicación con Fox News describió el evento, diciendo que fue una “organización pacífica de barcos que salieron para apoyar a nuestros agentes del orden, a nuestros veteranos y a nuestro presidente”.

Un mes antes en Florida también realizaron un evento similar. “Esta es una mayoría no tan silenciosa, y esto es lo que hará que el presidente sea reelegido”, dijo a Fox News Pam Bondi, la copresidenta nacional de Mujeres por Trump. “Estas son familias en cada barco y no tienen miedo de estar apoyando al presidente Trump y su gran agenda”.

El propio presidente Trump agradeció el apoyo en su cuenta de Twitter diciendo: “Muchas gracias a nuestros hermosos “navegantes”. ¡Yo nunca les fallaré!”

A mediados de septiembre, inspirado por los desfiles en botes, Karen Mills, un simpatizante del presidente Trump, organizó un exitoso desfile de vehículos terrestres en Cincinnati.

“Es impresionante”, dijo Karen Mills de 57 años a un medio local. “La gente toca la bocina. Han decorado sus vehículos”.

Todo comenzó con una conversación con una amiga en agosto, dijo Milss y agregó: “Quería tener un desfile para animarnos mutuamente durante este tiempo, para apoyar a la policía, la Línea Azul, para apoyar a Trump. Para tener un día patriótico en el que todos pudieran ser incluidos”.

El presidente Trump también reconoció el evento en las redes sociales, tuiteando un enlace a un artículo de Breitbart que detalla los hechos.

Un granjero llamado Adrian Powell en Red Boiling Springs, Tennessee, después de sufrir varios ataques a sus carteles en apoyo del presidente Trump, hizo un enorme mural pintado sobre una pila de balas de heno. 

Existe preocupación por la gran cantidad de reacciones violentas contra banderas y carteles de apoyo a la campaña de Trump en todo el país.

Powell, decidió hacer una enorme exhibición en su propiedad creada a partir de una pila de fardos de heno que él mismo pintó, simulando el rostro del presidente Donald Trump, con los colores de la bandera de Estados Unidos y un cartel que decía Trump 2020.

Los partidarios de Biden también han apoyado a su candidato con algunos mítines de autos propios, pero su campaña se ha mantenido alejada de eventos públicos, argumentando el temor a la propagación del virus.

Los demócratas durante toda la campaña de Biden han transmitido temor por el virus y promovieron el encierro y las cuarentenas interminables. En este sentido, la campaña se limitó prácticamente a desarrollar una estrategia casi completamente virtual para llegar a los votantes. La diferencia ha sido notable para los fanáticos de Trump que organizan y asisten a desfiles.

Andrés Vacca– BLes.com