La diputada federal del PAN, Mariana Gómez del Campo, dijo en entrevista con PanAm Post que “los médicos cubanos solo reciben alrededor de 350 dólares porque el 95 % de lo que se paga por ellos se lo queda el régimen”.

Las delegaciones de médicos cubanos en el extranjero son la caja chica del castrismo. Hay pruebas. Hay testimonios del abuso, del trabajo forzoso. La Corte Penal Internacional (CPI) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) lo saben. Tres organizaciones –Prisoners Defenders, Outreach Aid to the Americas y la Fundación Internacional para la Libertad (FIL)– lo expusieron con detalle en México hace dos meses, pero nada impidió que el presidente de ese país, Andrés Manuel López Obrador, llegara a acuerdos con el dictador Miguel Díaz-Canel para aportarle 420.000 dólares mensuales solo por los primeros 60 médicos cubanos que arribaron al estado de Nayarit el fin de semana.

Esto representará un total de 1.260.000 dólares para La Habana, considerando que la misión tiene una duración de tres meses. Pero esta cifra se multiplicará, pues el acuerdo contempla el envío de un total de 500 galenos. Las cuentas salen de la afirmación que hizo el senador por el Partido Acción Nacional (PAN), Julen Rementería del Puerto, al diario El Universal, donde afirma que al Estado mexicano le costará cada uno de estos «falsos médicos cubanos» un monto equivalente a unos 7.000 dólares mensuales. «Traerlos a ese precio es un verdadero descaro, 145.796 pesos por cada médico al mes, eso no puede ser».

Detrás de la decisión hay intereses políticos, asegura la diputada federal del PAN, Mariana Gómez del Campo, en entrevista con PanAm Post, tras señalar que “López Obrador desde el inicio de su mandato se ha identificado con el régimen cubano, lo ha apoyado y ahora también lo está financiando a través de los impuestos de los mexicanos, cuando es una dictadura que mata, encarcela, oprime y viola derechos humanos desde hace más de seis décadas”.

Destaca que “las misiones médicas cubanas son una nueva forma de esclavitud moderna cuya finalidad real es generar divisas a través del trabajo forzoso”.

La parlamentaria afirma que “los médicos cubanos que están enviando a México no tienen libertad de elegir si quieren o no participar en estas misiones. No se les da una retribución económica justa y tampoco se sabe si son médicos realmente”.

Alianza con dudas

La Embajada de Cuba en México presume en un comunicado que “los profesionales que componen la brigada poseen una amplia experiencia en varias especialidades y trabajarán estrechamente con sus homólogos nacionales, como una muestra más de la fortaleza de las relaciones entre Cuba y México».

Sin embargo, las dudas y los cuestionamientos abundan. Mariana Gómez del Campo sostiene que “los médicos cubanos solo reciben alrededor de 350 dólares porque el 95 % de lo que se paga por ellos se lo queda el régimen”.

Ya pasó antes. En 2020, en una misión previa de médicos cubanos a México, cada uno de los 585 enviados recibió 724 dólares por tres meses de trabajo (400 en México y el resto al regresar a Cuba), cuando las autoridades mexicanas pagaron por cada uno 10.750 dólares. AMLO divaga al tratar de explicar. «Van a ganar lo mismo que los médicos mexicanos», es todo lo que dice.

Con excusas

La excusa de López Obrador para contratar a los médicos cubanos es la falta de interés de los profesionales mexicanos en las vacantes del sistema de salud, luego del fracaso de la convocatoria en la que ofertó 14.323 puestos sin lograr ocupar la mitad de los cargos en el área urgencióloga, pediatría, anestesiología y ginecología que incluyó el llamado.

El argumento de AMLO lo reprochan en una carta pública 30 asociaciones y colegios de médicos en la que recalcan que hay profesionales “desempleados o empleados eventualmente con salarios muy bajos o en zonas de inseguridad extrema».

La diputada federal del PAN, Mariana Gómez del Campo, está de acuerdo. En contacto con PanAm Post precisó que “el gobierno mexicano debe rendir cuentas sobre lo que están haciendo los supuestos médicos cubanos en territorio mexicano, cuánto se les está pagando exactamente, porque no podemos quedarnos callados aquí en México, ni siquiera han sido capaces de generar empleos para las y los doctores mexicanos. Es increíble que López Obrador se esté prestando al juego del régimen cubano para financiar con dinero que no es suyo sino de los mexicanos”.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com