Tras la nueva autopsia se descarta la hipótesis de un posible accidente de la joven.

El segundo informe forense de la muerte de Debanhi Escobar, reportada como desaparecida el día 9 de abril y hallada sin vida dentro de la cisterna de un hotel en el estado mexicano de Nuevo León tras 13 días, reveló que la joven de 18 años fue víctima de abuso sexual y fue asesinada.

Un reportaje del periódico El País, que tuvo acceso al segundo informe forense, apunta que el dictamen, que revisa la primera autopsia oficial, descarta la hipótesis de un posible accidente de la joven.

El segundo informe, solicitado por la familia, señala que Debanhi fue golpeada varias veces con un “agente contundente en la cabeza” y murió antes de llegar a la cisterna.

El informe señala que “se trata de una muerte violenta homicida”, y que además el cadáver de la joven presentó “huellas de una relación sexual violenta”.

“Omisiones y errores” en la investigación.

El 27 de abril, la Fiscalía de Nuevo León, destituyó al Fiscal Especializado en Personas Desaparecidas y al Fiscal Antisecuestros, quienes encabezaban el caso por graves “omisiones y errores” en la investigación.

La remoción se debió a que los grupos de búsqueda que investigaban el caso revisaron hasta en cuatro ocasiones el hotel, mismas en las que no encontraron el cuerpo, el cual finalmente fue localizado en el interior de la cisterna ubicada en el patio del inmueble.

En la conferencia de aquel día, la Fiscalía mostró algunos videos a los medios que comenzaban después de la última fotografía que tomó el taxista, a las 4:26 de la madrugada, quien trasladaba a Debanhi y la dejó sobre la carretera Monterrey, Nuevo Laredo.

“Crimen organizado” como hipótesis

En los videos se observa a la joven dirigiéndose a una empresa de autotransporte y no se aprecia que ingrese al local. Minutos después se dirige hacia el hotel Castilla donde la joven camina por el patio del lugar. 

Ese día la fiscalía reiteró que la causa de muerte de la joven fue producto de una “contusión profunda de cráneo”, impacto que la necropsia ubicó en la frente.

A pesar de ello, el fiscal Gustavo Adolfo Guerrero reiteró que “ninguna línea de investigación está descartada, incluyendo un asesinato del crimen organizado”.

No obstante, una de las líneas de investigación es que Debanhi cayó por accidente en la cisterna del hotel, ya que los videos no muestran que alguna persona la siguiera o estuviera con ella.

En tanto, el padre de la joven, Mario Escobar, ante sospechas de abuso sexual y en rechazo a las versiones de la Fiscalía del Estado, encargó por su cuenta realizar una segunda autopsia.

El caso de Debanhi ha causado conmoción en México, país en el que, de promedio, más de 10 mujeres son asesinadas cada día y en 2021 sumaron más de 1.000 feminicidios, crímenes por razón de género.

En lo que va de año, el estado de Nuevo León ha registrado una ola de desapariciones con al menos una treintena de mujeres todavía sin localizar.

Fuente: 20minutos.es