Nuevos enfrentamientos entre policías y manifestantes se registraron este viernes (10.01.2020) en la Plaza Italia de Santiago, la capital de Chile, epicentro de la revuelta social que vive el país sudamericano desde hace tres meses.

Esos hechos fueron la nota discordante de un viernes que de nuevo reunió a miles de personas en la céntrica plaza capitalina, en un ambiente festivo, cuando se cumplen 12 semanas del inicio del estallido social, que hasta la fecha ha causado al menos 27 muertos.

Las movilizaciones, iniciadas el 18 de octubre pasado, han quedado relegadas casi exclusivamente a los viernes y, aunque han perdido fuerza, sigue existiendo descontento en las calles y la crisis parece lejos de solucionarse.

Este viernes los efectivos policiales de Carabineros intentaron evitar que los manifestantes entraran a la Plaza Italia, pero acabaron desistiendo y a mitad de la tarde el lugar estaba completamente ocupado.

En paralelo, en esquinas aledañas a la plaza ocurrieron enfrentamientos entre manifestantes y agentes policiales, con los primeros lanzando piedras y cócteles molotov y los segundos haciendo uso habitual de los carros lanza-agua y gases lacrimógenos.

El color amarillo del agua que arrojaba la policía, según se apreció en algunos vídeos, despertó las suspicacias sobre si se estaría mezclando con algún producto químico.

Otro de los hechos graves que dejó la jornada fue el incendio de un autobús urbano en las inmediaciones de la Plaza Italia, el cual fue apagado por los bomberos.

“Viernes de protesta estudiantil, contra todo el sistema educativo”, rezaba la convocatoria difundida a través de las redes sociales después de una semana en la que se impidió que estudiantes de algunos colegios se presentaran a la Prueba de Selección Universitaria (PSU), el examen único de admisión a las universidades chilenas.

El movimiento estudiantil llamó a boicotear la prueba al estimar que profundiza la discriminación dentro del sistema educativo.

La demanda de cambios al sistema de pensiones, educativo, sanitario y de una reforma de la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) son la columna vertebral de un movimiento social en Chile que, sin líderes, todavía se mantiene en pie.

Fuente: DW

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds
Categorías: América Chile

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.