Redacción BLes– Una ONG reveló un dato incongruente que promete desatar un escándalo político: la mitad de los aportes que recibió una reconocida plataforma que canaliza donaciones al Partido Demócrata fueron de personas ‘desempleadas’. El hallazgo fue difundido por Fox News el 12 de septiembre.

Un informe preliminar del Fondo para la Acción de Retirada (Take Back Action Fund) ha encontrado que el 48,4% de todas las donaciones recibidas por ActBlue en 2019 fueron hechas por personas que dicen estar desempleadas.

La revelación surge a menos de dos meses de las elecciones presidenciales y en un marco de creciente preocupación por eventuales interferencias extranjeras en el proceso electoral. 

El presidente del Fondo de Acción, John Pudner, puso en tela de juicio la veracidad de esas donaciones y calificó el hecho como una laguna que debe cerrarse en aras de la integridad electoral.

“Después de descargar cientos de millones de [dólares en] donaciones a los servidores del Take Back Action Fund, nos sorprendió ver que casi la mitad de las donaciones a ActBlue en 2019 afirmaban ser de personas desempleadas”, comentó Pudner de acuerdo a Fox.

Pudner explicó que cuando se hacen donaciones de carácter político, la ley establece que el donador debe informar su ocupación y el nombre de su empleador. Sin embargo, en el caso de esta importante plataforma demócrata de recaudación de fondos, más de 4,7 millones de donaciones provinieron de personas que afirmaron no tener un empleador.

“Esas 4,7 millones de donaciones sumaron 346 millones de dólares que ActBlue recaudó y envió a causas liberales”, aseguró el presidente del Fondo de acción, una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo “educar al público sobre soluciones conservadoras para la reforma política”.

De acuerdo a su sitio web, ActBlue fue creada en 2004 y se proyecta como una “poderosa plataforma de recaudación de fondos en línea disponible para los candidatos y comités demócratas, organizaciones progresistas y organizaciones sin fines de lucro”.

“Operamos como un conducto, lo que significa que las donaciones hechas a través de ActBlue a una campaña u organización son consideradas donaciones individuales”, explica la organización progresista.

Pero los críticos, incluyendo el Fondo de Acción, sostienen que la plataforma permite donaciones con tarjeta de crédito que no son verificadas -como por ejemplo las tarjetas prepagas-, por lo que cualquier persona de cualquier país del mundo puede donar prácticamente de manera anónima.

“Es difícil creer que en un momento en que la tasa de desempleo de Estados Unidos era inferior al 4 por ciento, los desempleados tuvieran 346 millones de dólares para enviar a ActBlue para causas liberales”, indicó Pudner.

Peor aún, al parecer la tendencia de 2019 se está agudizando este año. De acuerdo a un estudio del Fondo de Acción sobre los datos de enero a agosto de 2020, las donaciones de ‘desempleados’ a través de ActBlue trepó al 50,1%.

En este marco, Pudner advirtió que esta revelación puede representar una señal de alerta de que algunas donaciones a la campaña electoral pueden ser contribuciones ilícitas de intereses extranjeros que intentan influir en los comicios del 3 de noviembre en Estados Unidos.

De hecho, la cifra de donaciones de ‘desempleados’ de ActBlue contrasta fuertemente con la análoga de WinRed, una plataforma de recaudación de fondos creada el año pasado por el Partido Republicano.

Según el Fondo de Acción, un análisis de los 4,9 millones de donaciones que recibió WinRed en 2019, por un total de 302 millones de dólares, encontró que solo el 4% provenía de personas que indicaban no tener un empleador o estaban desempleadas. De acuerdo a los datos de la ONG, en lo que va de 2020, la tasa es del 5,6%.

“La insistencia de ActBlue en negarse a permitir que los bancos verifiquen sus donaciones es una invitación a los programadores extranjeros u otras personas a enviar dinero a través de ellos utilizando nombres estadounidenses falsos”, aseguró Pudner.

“Les animamos a que empiecen a permitir que los bancos verifiquen la identidad de los donantes para evitar la posibilidad de que millones de dólares influyan en nuestra elección”, concluyó el presidente de Fondo de Acción.

Miguel Diaz – BLes.com