Redacción BLesEn la conferencia de prensa que habitualmente brinda los jueves la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se vivió un momento incómodo cuando un periodista le preguntó acerca de los casos de corrupción de público conocimiento que afectan al candidato a presidente demócrata y aliado de Pelosi, Joe Biden. 

Según Town Hall, Luego de algunas preguntas sobre la situación del virus del PCCh, cuando fue el turno de la pregunta de la periodista Kerry Picket, reportera del Washington Examiner, hizo referencia al escándalo de corrupción que afecta tanto a Joe Biden como a su hijo Hunter por sus negocios con empresas en el exterior.

“Señora presidenta, hay serias acusaciones de corrupción que involucran a Joe Biden… ¿va a responder a esto de alguna manera?”, preguntó Kerry Picket.

Nany Pelosi, con cierto nerviosismo en su voz, casi no dejó terminar de preguntar a la periodista y respondió: “No voy a responder a tu pregunta, ¿de acuerdo? Estamos hablando del coronavirus. No tengo todo el día para preguntas”.

El periodista independiente, Tom Elliott, publicó en Twitter el momento de la pregunta que logró alterar a Pelosi.

La pregunta que no quiso responder Nancy Pelosi, es la misma que se está haciendo gran parte del país. Sin embargo, nadie del entorno demócrata ni los medios de comunicación hegemónicos funcionales a la izquierda quiere hablar de este asunto ni dar ningún tipo de explicación. 

El escándalo se reavivó cuando el 15 de julio, The Post publicó una serie de correos electrónicos que revelan con claridad como Joe Biden está involucrado en los negocios turbios que su hijo, Hunter, estuvo realizando en el exterior junto a ejecutivos de la empresa de energía Burisma y funcionarios ucranianos, mientras él era vicepresidente. 

The Post, según lo informado, habría tenido acceso a una computadora que perteneció al propio Hunter y de allí se obtuvo valiosa información con enorme cantidad de pruebas que ahora estarían siendo analizadas por los investigadores. 

Hunter Biden buscó acuerdos lucrativos que involucraron a una de las compañías privadas de energía más grande de China. En los mensajes publicados por The Post, se puede leer un mensaje de Hunter haciendo referencia a estos acuerdos y afirmando que podrían ser “interesantes para mí y mi familia”.

El miércoles, horas antes del debate presidencial, Tony Bobulinski, quien se presentó como ex socio comercial de Hunter Biden, declaró que el exvicepresidente, Joe Biden, era un participante dispuesto y ansioso en un plan familiar para ganar millones de dólares al asociarse con una empresa comunista china sospechosa, que hoy figura en quiebra. Tal como informaron varios medios que sí están dispuestos a contar la verdad.

Mientras los demócratas no desean hablar del asunto, mucho menos el propio Biden, la mayoría de los medios de comunicación están encubriendo al exvicepresidente y negándose a investigar, incluso Twitter ha bloqueado la cuenta de The Post argumentando la existencia de una supuesta información falsa en sus publicaciones. 

Andrés Vacca – BLes.com