Redacción BLes– Un grupo de voceros de la comunidad afroamericana de la ciudad de Chicago, Illinois, EE. UU., desenmascara al movimiento marxista Black Lives Matter (BLM) y lo acusa de utilizar a los negros y a sus causas para obtener sus propios objetivos.

“Black Lives Matter es un fraude”, señaló Mark Carter, uno de los voceros que cree que la prensa es la que crea la imagen de que BLM es un movimiento que lucha por las comunidades afroamericanas, lo que en realidad no ocurre, según el video del 28 de septiembre que transmite sus declaraciones. 

“En este momento uno de los mayores conceptos erróneos en los medios de comunicación es que cada vez que se organiza algo lo ponen bajo la bandera de BLM”, agregó Carter. 

También explicó que lo que hacen los medios es explotar a los jóvenes universitarios blancos “para socavar la verdadera agenda negra, para cambiar las cosas en la comunidad negra”.

Por su parte, una de las voceras, Vetress Boyce, expresó que los organizadores de BLM no ayudan a las comunidades negras como lo pregonan, “pero lo que realmente están haciendo es construir su riqueza a espaldas de los pobres”.

Para estos habitantes de Chicago los anarquistas de BLM también están haciendo daño a sus hijos al entrenarlos como agitadores y antisociales.

“Se les debe responsabilizar por usar a nuestros hijos para tratar de causar disturbios, para causar más y más tiroteos con la policía, para causar más la falta de respeto que nuestros hijos están empezando a mostrar por sus padres y cosas así, porque están siendo entrenados por estas personas peligrosas”, dijo Carter también. 

A su vez, Boyce finalizó advirtiendo: “No es un movimiento negro auténtico”. 

Por otra parte, el afroamericano locutor de radio y abogado de derechos civiles que abandonó al Partido Demócrata, Leo Terrell, también había declarado que BLM no se ocupaba de mejorar las condiciones de su comunidad.

“La organización Black Lives Matter no se preocupa por todas las vidas de los negros… No les importan los agentes de policía que son asesinados. No les importan los crímenes de negro contra negro. No les importa la elección de las escuelas”, dijo Terrell el 9 de julio. 

“Muchos estadounidenses negros como yo votarán por Donald Trump este año porque el partido demócrata ha sido secuestrado por BLM”, agregó Terrell tras considerar que los miembros de BLM eran especuladores que divulgaban una “falsa narrativa”, y que lo que más le molestaba era su “extremismo”.  

Luego de que BLM resurgiera al liderar los disturbios que asolaron a muchas ciudades de Estados Unidos tras la muerte del afroamericano George Floyd, el 25 de mayo, registró cierta aprobación de los estadounidenses, pero luego esta se disolvió ante las muertes y los daños causados, además del marxismo declarado de sus fundadores.

Así, el exalcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giulian, pidió al presidente estadounidense, Donald  Trump, que declare a BLM como una organización terrorista doméstica.

“El presidente debería considerar, muy cuidadosamente, declarar que BLM es una organización terrorista doméstica”, reiteró Giuliani, según Fox News del 17 de agosto. 

Giuliani también aludió al marxismo de los fundadores de BLM y a la financiación que les provee el multimillonario George Soros, conocido por financiar a muchos movimientos izquierdistas del mundo, y a sus agendas consideradas como perturbadoras de la estabilidad social.

“Soros está intentando destruir nuestro gobierno por alguna razón enfermiza que se remonta a su pasado enfermizo”, añadió Giuliani en partes de su declaración.

Jose Hermosa – BLes.com